Poder y Dinero

Acapulco, la tragedia después de la tragedia

Acapulco, la tragedia después de la tragedia
Política
Octubre 27, 2023 01:21 hrs.
Política ›
Víctor Sánchez Baños › tabloiderevista.com

2,058 vistas

En 12 horas Otis se convirtió en huracán
• Nadie alertó a la población, fue el desastre
• Evelyn y Abelina, gobiernan en Twitter
• No aparecen al lado del pueblo sabio
• 48 horas y no hay información oficial
• Fondem, vil desaparición; 4T voraz
• Xóchitl necesita asesores profesionales
• Chaleco airbag para motociclistas

Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.
Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) Dramaturgo y poeta español.

El 21 de octubre de 2005, Cancún sufrió el ataque brutal del huracán Wilma, daños materiales por más de 1200 millones de dólares, tan sólo en ese centro turístico, mientras que en el resto de la península de Yucatán el desastre fue aún mayor.
Le tocó Enrique Peña Nieto atender el desastre. Él se presentó en la zona de conflicto donde fue increpado por la población que le urgía atención inmediata y el destino de miles de millones de pesos para la recuperación de la zona afectada.
Los huracanes México no son cosa nueva. Recordamos a Gilberto en 1988, durante el final del gobierno de Miguel de la Madrid; azotó el Caribe mexicano con categoría 5, lo que provocó la muerte de 26 personas y pérdidas económicas importantes en el Caribe mexicano; Paulina en 1997, con Ernesto Zedillo, dañó Chiapas y provocó la muerte de más de 400 personas y daños materiales graves en Guerrero y Oaxaca.
Ingrid y Manuel, en septiembre del 2015, durante el grito de Independencia que vitoreaba Enrique Peña Nieto, le pegó simultáneamente la costa del Pacífico por un lado y al Golfo de México por el otro. 157 personas murieron y 1 millón más vieron sus propiedades desaparecidas; el impacto, de ambos ciclones, dañaron Veracruz, Nuevo León, Sinaloa, Durango, Hidalgo, Tamaulipas y Michoacán y las pérdidas fueron incalculables.
El gobierno de Andrés Manuel López Obrador había corrido con suerte.
Esto le dio confianza para desaparecer el Fondem, el fondo para atender desastres naturales, que en tiempos que no había catástrofes, por lo que el Fondem crecía poco a poco.
Sin embargo, las cosas cambiaron y Otis destrozó Acapulco y la costa de Guerrero. Nadie se ha hecho responsable de lo ocurrido.
Independientemente del dinero, sabemos que desde las 10 de la mañana del martes, Otis creció de tormenta tropical, a huracán categoría 1 y poco a poco hasta la medianoche se desfiguró a categoría 5.
El gobierno sabía perfecto el nivel de impacto. Tuvieron 12 horas para alertar a la población y proteger su patrimonio.
La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, y la alcaldesa acapulqueña, Abelina López, ambas de Morena, no alertaron a la población.
Evelyn, gobierna con redes sociales y sólo tiene un alcance de 45 mil personas. Por ese camino, no es suficiente el alertar a la ciudadanía de un fenómeno de los alcances de Otis. Lo peor del caso es que no lo hizo por ninguna vía. En un país civilizado, de inmediato se le informa atreves de altavoces, sirenas, rondines de policías, celulares, radio, televisión o cualquier otro sistema.
El martes, en 12 horas que creció la potencia de Otis, no hicieron nada. Incompetencia a todos los niveles; federal, estatal y municipal. Tooooodos… Así, cientos de miles de mexicanos perdieron sus casas, sus autos; su patrimonio. Se quedaron en la calle, sin comida, techo y trabajo.
Y, lo peor de todo es que no hay dinero suficiente para recuperar a ese bello puerto. Los legisladores de Morena, en su afán servil con el ejecutivo federal, le entregaron el fondo de desastres naturales que en el 2018 contaba con 26,519 millones de pesos. Gran parte de ese dinero, López Obrador lo destinó a obras faraónicas como el tren maya y la refinería de Dos Bocas
Hoy sólo contamos, según AMLO, con 17,000 millones para enfrentar los desastres. Eso es lo que dice el gobierno federal; 9,000,000,000 de pesos menos.
Soy un reportero experimentado en cuatro décadas. Lo que veo es un retroceso en la vida del país.
PODEROSOS CABALLEROS: XÓCHITL GÁLVEZ: El equipo de quién será la candidata del Frente Amplio por México, Xóchitl Gálvez es invisible. Entiendo que la aspirante presidencial lleve a colaboradores muy cercanos, pero le urgen especialistas. Xóchitl puede ganar los comicios. Debe luchar contra la estrategia de los socialistas argentinos encabezados por Alberto Fernández y su prima Cristina, viuda de Néstor Kirchner. Están a punto de vencer a Javier Milei, gracias a los programas sociales que se entregan a millones de argentinos. México tiene millones de beneficiarios de los programas sociales abanderados por AMLO. Por ello, el oficialismo va en caballo de hacienda. Por eso, Xóchitl necesita lo mejor de lo mejor en el mundo para dar una pelea digna por la Presidencia de la República en el 2024.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Y GOBERNANZA… GUPO RICA: La empresa Grupo RICA, que dirige Miguel Ángel Guizado, inventó el proyecto de seguridad "Airobag", que es un chaleco de seguridad que cumple la misma función que una bolsa de aire y mitiga los efectos del percance en un 90%, actualmente ya es utilizado por sus vendedores y promotores que utilizan motocicletas. Por este invento mexicano, obtuvieron el primer lugar del concurso internacional ’Quality Security Environment (QSE) Innovation Challengue 2023’. RICA es embotellador y comercializador del sistema Coca-Cola, así como de Jugos Del Valle-Santa Clara.
vsb@poderydinero.mx

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Acapulco, la tragedia después de la tragedia

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.