Médula

Adela Román: Ni una menos

Por Jesús Lépez Ochoa

Adela Román: Ni una menos

Periodismo

Diciembre 06, 2020 16:23 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Por Jesús Lépez Ochoa › guerrerohabla.com

3,975 vistas

Así tituló la presidente municipal de Acapulco Adela Román Ocampo su tardío posicionamiento sobre el cobarde asesinato de Miriam Caballero, la joven propietaria de un salón de belleza y activista en el rescate de perros y gatos en situación de abandono a los que gestionaba hogares adoptivos: Ni una menos.

Miriam fue muerta a tiros presuntamente por cobracuotas en el interior de su estética ubicada en la colonia Progreso la tarde-noche del jueves en un Acapulco en el que las mujeres parecen el blanco preferido por la delincuencia.

Es hasta la madrugada del sábado cuando la alcaldesa sube a su Facebook un posicionamiento en el que exige a la Fiscalía General del Estado investigar este feminicidio.

’Mi exigencia a la Fiscalía es por Miriam Caballero y por todas las niñas y mujeres que han sido arteramente asesinadas y cuyas familias siguen en la espera de justicia’, dice. Agrega que su gobierno ’tiene bien claras sus atribuciones y sus alcances en materia de prevención, atención, sanción y erradicación de todas las violencias contra las mujeres’.

Incluso habla de ’patrullajes en zonas de alta incidencia delictiva a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública’, y de ’la mejora del alumbrado público a cargo de la Coordinación General de Servicios Públicos’.

Lo anterior entre otras acciones que por cuestión de espacio no menciono pero que no son para nada menos importantes, es solo que la colonia Progreso es precisamente una zona de alta incidencia delictiva donde los patrullajes al parecer no están dando resultados.

Ahí se han dado otros crímenes atroces contra mujeres como el de una madre y su hija de 14 años asesinadas el pasado mes de marzo en el interior de su casa precisamente por un policía municipal que tras una investigación de la Fiscalía General del Estado fue localizado en Zihuatanejo donde agentes de la Policía Ministerial lo capturaron y fue puesto ante el juez.

Y no solo en la Progreso, en todo Acapulco se presentan casos como el de la señora jubilada que fue secuestrada, asesinada y su cuerpo fue dejado semienterrado en una playa hacia Pie de la Cuesta cuyo presunto perpetrador fue capturado en otro estado gracias a la investigación de la FGE, y el de la maestra de un colegio particular que fue rescatada con vida y sus presuntos plagiarios detenidos por agentes ministeriales.

Sobre el alumbrado público que en su posicionamiento pareciera un logro de gobierno cuando en realidad es una de las grandes debilidades en la prevención del delito. Acapulqueño que circula de noche sabe que en las avenidas principales como la Constituyentes, Adolfo Ruiz Cortines, Cuauhtémoc, Farallón, Avenida México e incluso en algunos tramos de la propia Costera, hay que poner las luces altas para no atropellar a algún peatón que vaya atravesando porque no se ve nada.

Es común ver a ciudadanos mujeres y hombres correr lo más rápido posible para salir de esos tramos a oscuras por miedo a ser asaltados o violentados. Lo he dicho antes y --con dedicatoria a quienes hoy aspiran a la alcaldía de este o cualquier otro municipio-- lo vuelvo a repetir: la ciudad habla a nuestros ojos, y contradice a los gobiernos.

Claro que cada autoridad debe actuar conforme a su competencia, aunque lo ideal sería que los crímenes no se cometieran, y que se contara con una seguridad pública efectiva que no hiciera tan fácil a los delincuentes andar armados como Juan por su casa cobrando sus propios impuestos a la gente, arrebatándole ambos monopolios, el de las armas y el de los impuestos, al Estado.

Por otra parte, la exigencia a otra autoridad de remediar lo que no se pudo contener en el ámbito de las atribuciones del municipio de dar seguridad a los ciudadanos puede ser comprensible, lo que no resulta así es que a Miriam la hayan asesinado la tarde-noche del jueves y que la primera autoridad del municipio reaccione hasta la madrugada del sábado porque el viernes fue más importante viajar a la Ciudad de México para registrarse como aspirante a la candidatura al gobierno de Guerrero.

Aclaro, la presidente municipal está en todo su derecho de participar en el proceso interno de su partido y de tener sus legítimas aspiraciones al igual que las otras 17 personas que se registraron, pero no era obligatorio acudir personalmente y llevando porra como se vio en fotografías y transmisiones en vivo en las redes sociales, cuando una mujer emprendedora y activista del bienestar animal fue asesinada en Acapulco.

Adela Román pudo registrarse a través de representantes como lo hizo otro aspirante y atender en su municipio el tema de la inseguridad, sobre todo los reclamos de la sociedad por el asesinato de Miriam Caballero, así como de familiares de un joven que señalan a la policía municipal y que el mismo viernes mientras ella registraba su aspiración política se manifestaron en las escalinatas del Ayuntamiento.

Pudo hacerlo pero optó por subir un posicionamiento ya en la madrugada siguiente exigiendo al siguiente nivel de autoridad investigar, y afirmando: ’No vamos a dejar de trabajar en contra de la violencia de género. Estoy comprometida con mis congéneres de Acapulco y de todo el estado’, aunque es claro que al menos en este caso su prioridad fue acudir al desfile de aspirantes por la sede nacional de su partido.

Eso sí, en su publicación no faltó la etiqueta #NiUnaMenos.

#Revolcadero

GUERRERO junto con Michoacán tienen casi a la tercera parte de quienes desean ser gobernador. Suman 47 de un total de 150 aspirantes que se registraron para las encuestas internas en los 15 estados que renovarán gubernatura.

FALTÓ el chile frito en la sede nacional de Morena para que la ceremonia del registro fuera totalmente a imagen y semejanza del viejo PRI. Hubo acarreados, porras y aspirantes llegando en camionetas de lujo y con escolta.

CONGRUENCIA demostró Félix Salgado Macedonio al diferenciarse de quienes acudieron a la pasarela en medio de la pandemia por el coronavirus que ha enlutado miles de hogares en el país y en el estado.

PREGUNTA: ¿Habrán sentido algo de pena quienes en el pasado proceso electoral levantaron la mano al panista Ricardo Anaya al hacer fila en la sede del partido contra el cual compitieron?



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.