Tras la puerta del poder

AMLO se juega el futuro de la 4T detrás del coronavirus

Roberto Vizcaíno

AMLO se juega el futuro de la 4T detrás del coronavirus

Periodismo

Marzo 19, 2020 19:09 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com

1,024 vistas

Para Andrés Manuel López Obrador y los suyos, especialmente para Ricardo Monreal, es impensable permitir la paralización del Congreso.

Eso no ocurrirá ni por el coronavirus ni por ninguna otra causa.

Y es que de la aprobación de diputados y senadores depende la designación de 4 nuevos consejeros del INE, y con ello del control de López Obrador de ese órgano esencial para su futuro.

Igual de la aprobación de Senadores y Diputados dependen las nuevas regulaciones del sistema financiero y del Poder Judicial, especialmente de la Suprema Corte y la Judicatura y la poderosa red de jueces y magistrados en el país.

Y de la regulación del outsourcing para convertir este mecanismo en un ariete en favor del Gobierno de AMLO a fin de negociar nuevas y muy necesarias inversiones con los grandes empresarios.

Y la regulación, que no cancelación, de la nueva operación del doble remolque.

En este paquete de urgencias de AMLO y la 4T entra la regulación aprobada ayer con un albazo de los diputados de Morena, de la las reglas de reelección para diputados federales sin que estos tengan que separarse de sus curules actuales, ni sus recorridos por el país, lo que beneficiaría especialmente a ellos, es decir, a los cercanos e incondicionales a AMLO.

En este mismo sentido podría entrar en los siguientes días una propuesta presidencial a San Lázaro para establecer nuevas reglas fiscales para apoyar a empresarios ante los pésimos efectos económicos dejados por el coronavirus, y del derrumbe del precio del petróleo y del peso frente al dólar.

El caso es que AMLO espera que Ricardo Monreal y Mario Delgado mantengan abiertos al Senado y a la Cámara de Diputados, para que desahoguen esta agenda antes de septiembre porque entonces estarían ya inmersos los partidos en el proceso electoral de 2021, el más grande y complejo que haya habido nunca en el país.

Todas las reformas y nuevas leyes que haya que sacar adelante, tendrán que salir antes de septiembre.

Después sería imposible… y a partir de septiembre de 2021 habrá nueva Cámara de Diputados donde AMLO corre grandes riesgos de no alcanzar mayorías.

SENADO SESIONA CON EL MÍNIMO

Dentro de este contexto, Monreal logró ayer que sesionara el Senado. Lo logró con apenas el mínimo del quorum, es decir, con 65 de 128 senadores. El senador perredista Juan José Focil fue quien con su asistencia permitió iniciar la sesión con el mínimo del quórum

El resto, pertenecientes a PAN, PRI, PDR, y algunos del PES, PVEM y PT se negaron a asistir.

El zacatecano no escondió la importancia de mantener los trabajos del Senado. En su intervención previa a la sesión, Monreal indicó que ’es un momento clave para el país y por unanimidad hemos decidido acompañar las políticas públicas implementadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

’Nosotros seguiremos asistiendo a las sesiones y también atenderemos las recomendaciones del sector salud; cuando se nos indique las acataremos.

’En el caso de que se nos indique suspensión o cancelación de sesiones, por el sector salud, las atenderemos.

’Respetaremos a todos los que difieran de esta decisión, pero nosotros vamos a cumplir con nuestro país’, indicó.

Claro que van a seguir asistiendo. Lo que está el juego es el futuro mismo del gobierno de López Obrador y de su 4T… y de su posible postulación como candidato presidencial en 2024. Durante la sesión, el pleno del Senado aprobó una solicitud de la Cámara de Diputados, para suspender sus sesiones ordinarias por más de tres días.

LA OTRA BATALLA

Por si todo lo anterior no fuera suficiente para mantener a AMLO y a su entorno en el poder alertas y en acción, el desastre económico y financiero interno y externo es sin duda el otro gran dilema a resolver por el tabasqueño.

Ahí hay elementos absolutamente fuera del control de López Obrador que se han convertido en sus pesadillas.

El más urgente a resolver es in duda el de los efectos para México y su Gobierno de la guerra petrolera entre Rusia y Arabia Saudita.

Por lo pronto esta guerra ya hizo caer en 30 dólares el precio del barril de petróleo establecido dentro de las proyecciones de 48 dólares por barril previstos en los ingresos de México para 2020.

Evidentemente que López Obrador no puede todavía anunciar la cancelación de sus grandes proyectos del aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de 2 Bocas y el Tren Maya, pero de continuar esta guerra esos tres proyectos serán sin duda cancelados.

Y no sólo eso, seguro que esa caída del precio del petróleo y el alza del dólar impactará en el empleo, el crecimiento del PIB ya en ceros y provocará la cancelación, modificación y reducción de los programas sociales tan publicitados por López Obrador.

¿Cómo van a reaccionar los mexicanos que esperaban esos programas? Sin duda algunos con movilizaciones y reclamos… y con un voto contrario a los candidatos de AMLO en junio de 2021.

Por lo pronto el banco de inversión Goldman Sachs recortó el miércoles su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana en 2020, uniéndose al resto de los grupos financieros que ven contracciones en el país.

Goldman Sachs pasó su estimado de crecimiento de 0.6 por ciento a una contracción de 1.6 por ciento, indicó Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina del banco, en una nota de análisis. Este sería el segundo año sin crecimiento para México.

’La economía ha tenido un rendimiento inferior desde mediados de 2018 y ahora se dirige hacia desafíos aún mayores. Dado el deterioro del telón de fondo de la actividad interna y externa, y el empeoramiento de los indicadores de crédito, creación de empleo y sentimiento de los inversionistas’, comentó Ramos.

A su vez Credit Suisse también bajó su pronóstico crecimiento de México a -4% en 2020, como consecuencia del coronavirus

El banco dijo en un reporte distribuido el martes entre sus clientes que el gobierno mexicano podría bajar el objetivo de superávit primario con el fin de enfrentar la crisis por el coronavirus.

Considerando las disminuciones planificadas en la producción de Pemex a partir del segundo trimestre, como consecuencia de la caída de los precios del petróleo, agregó, la contracción ’acumulada que anticipamos en el PIB real en el primer semestre del 2020 es más modesta que la caída acumulada de 8% que vimos entre el cuarto trimestre del 2008 y el segundo trimestre del 2009’, precisó.

Y agregó:

’En un shock como el actual, el banco central debería permitir que el tipo de cambio real se ajuste, un proceso que ya está sucediendo. No anticipamos que el banco central use reservas para detener la caída del peso; en cambio, probablemente continuará usando las subastas’.

Considera que el gobierno terminará reduciendo modestamente el objetivo de 0.7% del PIB de superavit primario para el 2020, a fin de acomodar gastos adicionales, particularmente para abordar las necesidades sociales derivadas del Covid-19.

Así ya no vemos lo fuerte sino lo tupido.


www.endirecto.mx



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.