Epístolas Surianas

(Carta a Don Héctor)

De Julio Ayala Carlos

(Carta a Don Héctor)

Periodismo

Febrero 16, 2020 21:59 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
De Julio Ayala Carlos › guerrerohabla.com

4,239 vistas

FINALMENTE, TODO INDICA QUE EL CONGRESO local expedirá, dentro unos días, la convocatoria respectiva para elegir al nuevo titular de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), hoy por hoy encabezada por el Maestro Ramón Navarrete Magdaleno, quien si bien ya concluyó el periodo para el que fue elegido, permanece en el cargo hasta en tanto el Legislativo no designe al nuevo presidente. Por cierto, la Ley señala que el presidente en funciones puede ser elegido para ocupar el mismo cargo, si el Congreso del estado así lo decide.

Hay que decir que Ramón Navarrete Magdaleno es el segundo presidente de la CDHEG, al suplir en el cargo al Maestro Juan Alarcón Hernández, quien al nacer la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (Codehum-Gro.), fundada por el entonces José Francisco Ruiz Massieu, tuvo el carácter de vitalicio, con el fin de proteger a la institución de los vaivenes de la política y de los gobernantes en turno.

Es incuestionable que Don Juan Alarcón sentó las bases de los derechos humanos en Guerrero, su defensa, promoción y cultura, enfrentándose incluso a gobernadores como Rubén Figueroa y Zeferino Torreblanca, que de acuerdo a sus acciones detestaban la defensa de los derechos humanos, y a su muerte, el Congreso del estado eligió a quien era su discípulo más avanzado, Ramón Navarrete, quien además de continuar el trabajo de su antecesor, fortaleciendo la cultura de los derechos humanos, le ha añadido un ingrediente más: el acompañamiento a las organizaciones sociales, grupos organizados, sindicatos, trabajadores, indígenas, campesinos, maestros y estudiantes.

Así es. ’Juan Pueblo’, como era ampliamente conocido Don Juan Alarcón, fue quien empezó la defensa de los derechos humanos en Guerrero. Y es con el Maestro Ramón Navarrete que la Comisión de los Derechos Humanos no solo se ha consolidado en el estado, sino que incluso la institución tiene reconocimiento nacional.

Y eso lo dicen quienes acuden a la CDHEG en busca de apoyo y cobijo a sus derechos humanos, cuando requieren de la defensa de sus derechos y cuando consideran como atropellos las acciones de las autoridades locales. Lo señalan también las organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos, los sindicatos de trabajadores, los campesinos, los colonos, los maestros y estudiantes que reclaman sus derechos, e incluso policías despedidos y policías comunitarios cuando enfrentan problemas con las autoridades.

Es decir, que la Comisión de los Derechos Humanos del Estado, con Ramón Navarrete Magdaleno a la cabeza, ha cumplido, cumple y está cumpliendo con la defensa de los derechos humanos, de ahí que, contrario a algunos malquerientes, tiene el reconocimiento de los guerrerenses.

Sin duda que el presidente de la CDHEG no es monedita de oro, como dice el dicho, y más cuando por su responsabilidad ha pisado cayos y afectado intereses en el cumplimiento de su responsabilidad como defensor de los derechos humanos. Sin duda también otros quieren el cargo que hoy ocupa, ya para saciar intereses personales, de grupo o por cuestiones políticas, por coyuntura política o porque así les conviene para el futuro inmediato. Sin duda hay mucho en juego y por eso ya descalifican su trabajo o hasta desdeñan lo que se ha hecho en esa comisión.

En fin. El Congreso del estado expedirá dentro de unos días más la convocatoria para elegir al nuevo titular de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado, en razón de que ya concluyó el periodo para el que fue elegido Navarrete Magdaleno, quien se mantiene en el cargo debido a que la ley así lo señala, hasta en tanto los diputados locales no designen al nuevo presidente. Por cierto, como decíamos, la misma ley establece que puede aspirar a reelegirse, y puede hacerlo si el Poder legislativo así le parece.

Es decir, estará en manos del Congreso la decisión, pues será quién evalúe a los aspirantes, y en base a ello designe a quien considere es el mejor para el cargo, pero además, el que tenga las mejores prendas para enfrentar los retos y la nueva realidad que enfrentan los derechos humanos en el estado.

Por cierto, contrario a lo ocurrido con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, parece imposible que en Guerrero se elija una titular ’a modo’, ignorante y sin compromiso con los derechos humanos. En primera, porque la correlación de fuerzas en el Congreso del estado es muy diferente a la de la Cámara federal, y porque en el estado se requiere a un ombusdman o ombudsperson con calidad moral, con figura, y que no le tenga miedo a las autoridades cuando se trate de defender a los guerrerenses de los abusos del poder.

A propósito. Hay que reconocerle el interés al presidente de la Junta de Coordinación del Congreso del estado, el jurista Jesús Villanueva Vega, el interés de cumplir con la ley, al proponer la emisión de convocatorias para elegir a los titulares de los organismos cuyos periodos ya concluyeron. Eso habla de que se busca transitar en el marco del Estado de Derecho.


Comentarios: julio651220@hotmail.com
+


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.