Epístolas Surianas

(Carta a Don Héctor)

De Julio Ayala Carlos

(Carta a Don Héctor)

Periodismo

Marzo 09, 2020 20:37 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
De Julio Ayala Carlos › guerrerohabla.com

977 vistas


ESTE LUNES, EL SECRETARIO General del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), David Martínez Mastache, entregó oficialmente al Director General de Operadora de Playas, Sabás de la Rosa Camacho, el Pliego Petitorio que enmarca diversos puntos colectivos para la base adscrita a este Organismo Público Descentralizado con sede en el puerto de Acapulco, perteneciente a la Sección XXXVII del SUSPEG, que representa Pedro López Bautista, en donde puntualizó que ’es importante consolidar la gestión realizada para el beneficio de los trabajadores agremiados a este Sindicato, con la finalidad de brindar la certeza sobre las prestaciones y conquistas sindicales’.

Hay que decir que Martínez Mastache es reconocido por propios y extraños como un gran dirigente sindical, en el que personalmente se pone al frente de las demandas de sus compañeros sindicalizados, de lo cual hay muestra en todas las delegaciones de esa organización gremial.

EN OTRO ASUNTO. HAY QUIENES NO LO VEN, y mucho menos lo reconocen. Unos por mezquindad, y otros, por intereses políticos. Y es que está de frente el 2021, el proceso electoral, pero antes las candidaturas, tanto a la alcaldía, a las diputaciones, y claro, la de gobernador del estado, en donde como alcaldesa, también es candidateable.

Me refiero al trabajo de Adela Román Ocampo, de quien hay que decir que contra los que muchos quieren, incluso de su propio partido, encabeza un gobierno responsable, comprometido con los acapulqueños, pero sobre todo, de resultados. Acapulco, lo dicen los resultados, está mejor que antes.

Claro. Lo que hoy es el Puerto es el resultado de la coordinación de los tres niveles de gobierno: el federal, el del estado, y el municipal que encabeza la propia Adela Román, quien sin tanto rollo está cambiando el rostro de Acapulco.

No es nuevo decir que las mujeres, también cuando quieren, hacen un buen papel en el trabajo que realizan. Y es que, además, son más ordenadas, más responsables, y saben, más que gastar, invertir el dinero en donde se requiere. En el gobierno porteño se ve.

En el primer año, Adela Román puso orden en la casa, es decir, en el Ayuntamiento, el cual fue dejado, por su antecesor, en un gran desorden, sobre todo financiero, de tal forma que tuvo que pagar diversos adeudos que le heredaron. Eso lo sabe Evodio Velázquez, quien por éstos y otras irregularidades financieras y administrativas, hoy anda con un Amparo bajo el brazo.

También, en su primer año de gobierno, no sólo puso orden en los mercados del Puerto, sino también recuperó espacios de la vía pública. Además, también metió orden en las gaseras, en negocios de dudosa procedencia, y en los establecimientos comerciales de la Costera. Antes hacían lo que querían, hoy, no.

En cuanto a obra pública, es indiscutible que hay una estrecha colaboración con el gobierno del estado, quien más allá de los colores partidistas a los que pertenecen, trabajan para hacer de Acapulco un municipio con mayor desarrollo, y progreso. Hoy más que nunca, el Puerto, también conocido como Paraíso de América, está recobrando su importancia.

Hay que destacar, por supuesto, la partida presupuestal que destina este año el gobierno federal para Acapulco, para obras de gran trascendencia, incluida la remodelación del Parque Papagayo, ícono de Acapulco, en una mezcla de recursos con el gobierno que encabeza Héctor Astudillo Flores.

Por supuesto que en Acapulco persiste el problema de inseguridad, como en todo el estado y el país. Sin embargo, también hay que decir que los índices delictivos van a la baja, como lo señalan los números oficiales del gobierno federal. Claro, no solo en Acapulco, sino en todo el estado de Guerrero.

Hoy por hoy nos informan de acciones de limpieza del fondo marino en el malecón, como parte del programa Acapulco Limpio y Querido. También de la limpieza de los canales pluviales para combatir las descargas clandestinas de aguas negras al mar. Se previenen los incendios forestales. Y se restablece el abasto de agua en la ciudad, y se inauguran obras en todo el municipio.

También, hoy por hoy, el gobierno de Adela Román lleva a cabo toda una estrategia para recomponer el tejido social entre la población con el fin de que Acapulco vuelva a ser un pueblo seguro, tranquilo y en donde la gente pueda vivir sin temor, y en paz. Sin duda no es nada fácil. No es como comer tamales de chipilín, como dice el Presidente, aunque en otro momento haya dicho otra cosa, pero en Acapulco se nota el cambio.

Decía al principio. Hay quienes no lo ven, y mucho menos lo reconocen. Unos por mezquindad, y otros, por intereses políticos. Y es que está de frente el 2021, el proceso electoral, pero antes las candidaturas, tanto a la alcaldía, a las diputaciones, y claro, la de gobernador del estado, en donde como alcaldesa, también es candidateable.

En efecto, la presidente municipal de Acapulco es candidateable a la gubernatura del estado.

Comentarios: julio651220@hotmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.