La vida se normaliza

Concatenaciones

Fernando Irala

Concatenaciones

Política

Octubre 27, 2019 21:54 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Fernando Irala › tabloiderevista.com

7,397 vistas

De pronto, la vida se normaliza.
El astro rey vuelve a salir cuando le corresponde y el universo entero retoma su ritmo.
Hace un cuarto de siglo las autoridades decidieron alterar el tiempo que hasta entonces había regido la astronomía.
Decretaron entonces que el país tendría dos horarios: uno, al que estábamos acostumbrados, determinado por la ubicación geográfica de nuestro territorio, y otro, al que llamaron falsamente "de verano", que en realidad se aplica apenas transcurridas un par de semanas luego del inicio de la primavera y concluye por estas fechas, cuando el otoño se encuentra muy avanzado y la gente está ya haciendo planes de Navidad. Abarca así más de la mitad del año a lo largo de tres estaciones.
Adujeron --lo aducen todavía-- que con ello se ahorra energía y se aprovechan mejor las horas de sol cuando se aplica.
No ha podido demostrarse que los usuarios de energía se ahorre un peso por la alteración, aunque está claro que todos las economías se las adjudica la compañía de luz al hacer mejor uso de sus plantas.
A cambio de ello, la gente pierde una hora de sueño, y los estudios realizados muestran que se altera el biorritmo y se generan importantes trastornos que impactan en la salud de las personas.
Entretanto, ha cambiado el sistema político mexicano y se han rotado los partidos que nos gobiernan, pero nada altera el sucesivo ciclo del horario de verano.
Se dijo desde su inicio que era una imposición no escriturada alrededor del Tratado de Libre Comercio.
Lo prueba el hecho de que la Bolsa Mexicana de Valores está totalmente sincronizada con la de Nueva York, y que los municipios fronterizos de México que cambian puntualmente su reloj con el norteamericano, ahora que el horario mexicano ya no coincide en todo el calendario. Casualmente, en Sonora el horario no se mueve, porque el del estado vecino, Arizona, tampoco altera nunca su reloj.
Uno pensaría que en los actuales tiempos de profunda transformación eso va a cambiar. Lamento decepcionarlo. No será así.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.