Cuatro Grandes Mexicanos, sus Obras

ALFA OMEGA

Cuatro Grandes Mexicanos, sus Obras

Jorge Herrera Valenzuela

Cuatro Grandes Mexicanos, sus Obras

Biografías

Marzo 06, 2022 15:21 hrs.
Biografías Nacional › México Ciudad de México
Jorge Herrera Valenzuela › Informativo Nacional

6,619 vistas

JORGE HERRERA VALENZUELA

Sin marginarme de los graves problemas mundiales y los de nuestro país, comento que se puede dedicar tiempo y espacio para recordar a mujeres y hombres que viven, a pesar de la ausencia física, porque lo realizado, por cada una de ellas y cada uno de ellos, están presentes en los campos donde dejaron una huella, están vigentes en la obra material que heredaron y las admiramos en las salas de los museos, en las páginas de los libros o en la historia de nuestras instituciones.

En anterior comentario refería la historia de tres mujeres, tres de los centenares de mexicanas que desde La Malinche sembraron con su actuación capítulos importantes de la Historia Patria. En esta ocasión sintetizadamente y por orden de año de nacimiento, les entregaré datos y detalles de un Cuarteto de Ilustres Mexicanos. Tres de ellos reposan en la Rotonda de las Personas Ilustres. Los restos del cuarto están en una capilla de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

Como adelanto les comento que los cuatro nacieron en el Siglo XIX. Uno militar desde su infancia, otro médico y escritor, el tercero político, abogado, académico, Rector de la Universidad Nacional de México y otro también fue Rector, cuando ya era UNAM, fundó el Banco Central (hoy Banco de México) y el partido político Partido Acción Nacional. Tres nacieron en un 27 de febrero y otro murió un primero de marzo.



NIÑO CADETE, JOVEN GENERAL



No son pocos los menores de 18 años que fueron cadetes del H. Colegio Militar. Se sabe que en el Siglo XIX sólo uno tenía 20 años y el más pequeño apenas llegaba a los 9 años. De ese pasaje histórico comentaré en otra ocasión, lo menciono porque uno de los ilustres militares respondía al nombre de Leandro Valle Martínez, nació el 27 de febrero de 1833 en la Ciudad de México y a los 11 años ya estaba enrolado en el Ejército Mexicano. Liberal y apasionado en su milicia, en su juventud estuvo al lado de Benito Juárez.

Entre las muchas acciones, se propuso localizar a los asesinos del general Santos Degollado, encabezados por el conservador Leonardo Márquez Araujo, el sanguinario ’Tigre de Tacubaya’ también conocido como ’El Criminal de Tacubaya’, partidario del emperador Maximiliano. Para ese entonces Leandro Valle ya era General de Brigada y contaba 28 años de edad.

Los hombres de Márquez capturaron al joven militar. Lo llevaron al Monte de las Cruces, en los límites de la Capital Mexicana y el Estado de México. Lo pusieron de espaldas y lo fusilaron. Rescatados sus restos, los inhumaron en el Panteón de San Fernando y años después los llevaron a la entonces Rotonda de los Hombres Ilustres, en el Panteón Civil de Dolores.

MARIANO AZUELA, ’LOS DE ABAJO’

Otro personaje que sigue en la mente de los mexicanos, sobre todo los amantes a la lectura y en particular los adictos a las novelas de tema revolucionario, es el escritor, médico, político y recalcitrante antiporfirista, Mariano Azuela González, uno de los renombrados hijos de Lagos de Moreno, Jalisco. El pasado 1 de este marzo se cumplieron 70 años de su muerte física y fue recordado con diversos actos, así como con una extraordinaria reseña de su principal biógrafo y descendiente, el joven académico, historiador y articulista Oscar González Azuela.

El autor de la magnífica obra literaria ’Los de Abajo’, aprovechó los días de su exilio en El Paso, Texas, para escribir la novela, recordando en buena parte su estancia como médico en el campamento de Pancho Villa, cuando corría el año 1915. Ocho antes había escrito su primera novela que tituló ’María Laura’ y también nos heredó las novelas: Los Fracasados, escrita en 1908; otras dos, La Malhora y Sendas Pérdidas.

La novela revolucionaria también hizo historia. Desde su exilio el ilustre escritor la publicó, en fascículos, en el periódico El Paso del Norte. Su mayor éxito es cuando El Universal Ilustrado, en 1925, lo imprimió en una especie de folletín para ponerlo en circulación.

El principal del árbol genealógico de ’Los Azuela’, don Mariano Azuela González, fue uno de los primeros mexicanos que recibió un homenaje póstumo en el Palacio de Bellas Artes y sus restos descansan en la hoy Rotonda de las Personas Ilustres. Su ataúd fue llevado en hombros, hasta su tumba, por Rogerio de la Selva (representante del presidente Miguel Alemán), Ángel Carvajal, Manuel R. Palacios, Antonio Martínez Báez, Antonio González Cárdenas y Aarón Merino Fernández. La oración fúnebre estuvo a cargo del brillante orador Alejandro Gómez Arias.

EL MAESTRO DE LA JUVENTUD

También un 27 de febrero, de 1882, llegó a este mundo en la capital oaxaqueña un hombre que acumuló honores y sigue provocando polémicas por su ideología y acciones, José Vasconcelos Calderón, el que siendo el sexto rector de la Universidad Nacional de México, diseñó el escudo de la Máxima Casa de Estudios y redactó el lema, la frase histórica, Por Mi Raza Hablará Mi Espíritu, además de que en 1920 fue el primer titular de la Secretaría de Educación Pública.

Vasconcelos, llamado desde entonces El Maestro de la Juventud, fue abogado, político, escritor, educador, filósofo y en noviembre de 1929, en elecciones extraordinarias, contendió por la Presidencia de la República. Lo postuló el Partido Nacional Antirreeleccionista. Perdió frente a Pascual Ortiz Rubio. Junto con sus partidarios denunció fraude electoral.

Vasconcelos se declaró triunfador. Se fue al extranjero, mientras los jóvenes seguían manifestándose en las calles y en un choque, en la confluencia de las calles Hidalgo y Guerrero, frente al templo de San Fernando, el político potosino Gonzalo N. Santos mató a un estudiante de nombre Germán del Campo. El 30 de junio de 1959 murió el maestro oaxaqueño y sus restos están depositados en una capilla de la Catedral Metropolitana.

POLÍTICO, RECTOR Y BANQUERO

El tercero de nuestros personajes que nació un 27 de febrero, en 1897, fue un destacado chihuahuense que se caracterizó por su inteligencia como político, académico y escritor. Se llamó Manuel Gómez Morín, de Batopilas, que el 16 de septiembre de 1939 con un grupo de mexicanos fundó el Partido Acción Nacional, con el propósito de ser vigilante de los encargados de gobernar al país.

Desde muy joven destacó Gómez Morín. Hombre estudioso que a los 36 años de edad fue el cuarto Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, aunque figura como el 13 contando del primero que fue en 1910. En la época del presidente Plutarco Elías, el chihuahuense organizó y estructuró el Banco Central (hoy Banco de México que el 10 de marzo cumplirá 93 años). También fundó la Escuela Bancaria y Comercial. La figura de este político y académico motiva aún a muchos mexicanos y donde menos lo recuerdan, por la forma en que actúan, es en el Partido Acción Nacional.

Don Manuel Gómez Morín murió el 19 de abril de 1972. Sus restos fueron llevados a la Rotonda de las Personas Ilustres. En los finales del 2013 el prolífico fundador de instituciones, recibió un homenaje póstumo: sus familiares recibieron la Medalla Belisario Domínguez, que anualmente concede el Senado de la República.

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

El próximo martes serán los eventos para celebrar el Día Internacional de la Mujer, festejo que data de hace 112 años. La conmemoración en nuestro país es através de manifestaciones femeninas en la mayoría de las ciudades capitales y en algunos municipios. Generalmente son para demandar un alto a las agresiones a la mujer, a los feminicidios que cada día suman más.

Las marchas de las mujeres en el actual sexenio no cuentan con el reconocimiento ni el apoyo del Presidente de la República.

António Serges, actual secretario general de la Organización de Naciones Unidas, la ONU, ha manifestado que:

’En el Día Internacional de la Mujer debemos comprometernos a hacer todo lo posible para superar los prejuicios y promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer’. Ha dicho que es importante proteger los derechos femeninos, fortalecer los avances de igualdad y la defensa de sus derechos, así como impulsar la universalidad de su voto.

Muchas son las mexicanas que siguen trabajando por alcanzar una completa y verdadera igualdad. Hay varias organizaciones y desde hace cuentan con el Museo de la Mujer instituido y dirigido por, la historiadora Patricia Galeana Herrera, activista feminista desde la tribuna donde se encuentre, escritora, coordinadora de actividades culturales en el Bicentenario, embajadora en Colombia. Dirigió el Archivo General de la Nación, el Instituto de Estudios Históricos de las Revoluciones Mexicanas, catedrática universitaria y comentarista en Radio UNAM.

FELIZ REENCUENTRO DE COLEGAS

En el año 1974 y a invitación del Departamento de Turismo de Estados Unidos de América, un grupo de reporteros fuimos invitados para realizar un recorrido por los lugares donde vivió Abraham Lincoln desde el sitio en que lo parió su mamá hasta el lugar en inhumaron sus restos. Como se sabe fue asesinado en un teatro.

Un viaje muy ilustrativo y de cuantioso y variado material periodístico. El recorrido fue denominado Heritage Lincoln. Los gringos son expertos y creativos para atraer al turista. En esa ocasión llegamos a la cabaña ’donde Lincoln, en medio del bosque, llegaba a descansar, acompañado de su amante; se arremangaba las mangas de la camisa y él partía los leños para la chimenea’. Encima de un viejo mueble, de rústica madera, había un par de planchas. Bien puesto el escenario. Una coreografía completa.

Bueno, el caso es que hace unos días vía Internet y celulares me encontré con mi querida amiga y colega, Elvira Espinoza. Ella era la directora, en México, de la Revista Vanidades. Recordamos a nuestros compañeros de aventuras: Jaime Maraboto, de la Asociación de Editores de los Estados; Hero Rodríguez Newman, de Excélsior; por el inter semanario Atisbos, Armando Carlock la publirrelacionista Silvia Pendás. Este su amigo, comisionado por el diario La Prensa. En otro espacio ampliaré mi comentario.

SE FUE RAMÓN OJEDA MESTRE

Tanto el periodismo como los ambientalistas han perdido a un excelente amigo y gran mexicano, Ramón Ojeda Mestre. Pionero de los ecologistas mexicanos, autor del Programa Hoy No Circula, cuando el secretario general de Gobierno, en el Departamento del D.F., era Marcelo Ebrard. Hace 14 años decidió radicar en Los Cabos, Baja California Sur, desde donde realizaba trabajos, investigaciones y programas relacionados con mejoramiento del medio ambiente. Reconocido y laureado en España, en Cuba, en Inglaterra y en los Estados Unidos. Consultor de temas ambientales en la ONU.

Víctima del COVID 19 estuvo casi un mes hospitalizado en Los Cabos, se le trasladó a un hospital de La Paz y en 48 horas dejó de existir, a la edad de 79 años. Fue el 26 del pasado febrero cuando la noticia circuló nacional e internacionalmente. Se fue el fundador de la Academia Mexicana de Derecho Ambiental, inicialmente llamada de Ecología. Formuló el Programa de Verificación de Automotores en la Ciudad de México.

Ramón, además dedicó parte de su tiempo a redactar artículos y ensayos para la defensa del medio ambiente, publicados en diversos diarios del país. Impartió cursos en México y en el extranjero y era catedrático universitario. Descanse en paz un honesto y profesional servidor público.

P.D. El reportero del diarismo mexicano Nephtalí Celis García puso en circulación un libro de 852 páginas, titulado Furor y Mansedumbre. Una ’crónica (que) relata sucesos nacionales y mundiales relevantes acontecidos en la Colonia, Independencia, Reforma, Revolución, y termina actualizando la época actual’…El autor de 78 años de edad ha dedicado más de medio siglo al periodismo y este libro, que hoy está en mi escritorio, es el documento de consulta permanente. Nephtalí trabajó de 1975 a 2018. Más garantía no podemos encontrar en una obra que reseña inclusive ’el sexenio que culminó (Enrique Peña Nieto) el largo y ominoso período de corrupción y saqueo gestado en los años veinte del Siglo XX, cuando terminó la Revolución Mexicana’.

jherrerav@live.com.mx


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.