Comentario a Tiempo

Cuba obligada a ganarle la batalla al bloqueo (V)

Cuba obligada a ganarle la batalla al bloqueo (V)
Periodismo
Marzo 17, 2024 22:01 hrs.
Periodismo ›
Teodoro Rentería Arróyave › tabloiderevista.com

902 vistas

Al advertir Donald Trump, en su discurso que pronunció en Ohio, ’que si no resulta elegido en noviembre el país enfrentará un baño sangre’, no merece ni siquiera un comentario, puesto que el magnate republicano se revela asimismo como un genocida del propio Estados Unidos. Más que preocupante es alarmante y todavía hay mexicanos desnacionalizados que lo buscan para lograr su apoyo.

QUINTA PARTE

Continuamos nuestra serie respecto a Cuba y su criminal bloqueo, con este subtítulo: DE CARA A LA PALESTRA

Ganarle la batalla al bloqueo implica por sobre todas las cosas crear de la forma más urgente y con lo que podríamos denominar un pragmatismo patriótico, un estado de bienestar que influirá en la formación de una nueva visión del mundo más independiente y menos subordinada a Estados Unidos en la tolerancia de Europa, Asia, América Latina a las leyes extraterritoriales violatorias del Derecho Internacional, que la Casa Blanca aplica burlándose de la Organización de las Naciones Unidas, ONU.

Para ello será necesario responder a muchas preguntas no solamente conceptuales, teóricas o históricas, sino muy prácticas, en todos los sectores socio económicos y productivos de Cuba, en particular los de producción de bienes y servicios, sin justificaciones, ni rehuir la responsabilidad con el comodín del bloqueo. Que conste, no son cuestionamientos solo para Cuba, sino para todos los países de la región emisores de migrantes.

Por ejemplo, ¿qué pasa con la agricultura, la producción de alimentos? ¿Es falta solamente de recursos para adquirir o producir fertilizantes, herbicidas, sequía, aperos, tractores, o también de mucha falta de voluntad, negligencias, desorden laboral, tratamiento incorrecto o insuficiente, aplicación de políticas no estimulantes para quienes trabajan la tierra? ¿Por qué tan pocos deseos de la gente, sobre todo la juventud, de trabajar la tierra, aunque se la regalen?

¿Por qué no se ha mantenido la utopía cultivada por Fidel Castro de que Cuba sí es capaz de lograr un determinado estado de bienestar que confronte al bloqueo hasta dejarlo como un saco vacío?

El ejemplo está a la mano. Cuba ha logrado formar a pecho limpio y con un enorme esfuerzo especialistas para todos los sectores, y entre las ventajas comparativas que tiene el país para atraer inversión extranjera, la principal es ese capital humano. Pero se le está yendo de la isla en una medida alarmante, como la arena de mar entre las manos. La pequeña nación caribeña es abastecedora de inteligencia humana gratuita a pesar de que formarla le ha costado mucho dinero, de países que carecen de ella o la que tienen no les alcanza.

¿Acaso no fue un heroísmo histórico lograr cinco candidatos vacunales contra el SARS-CoV2 -COVID-19-, y lograr tres de ellos con efectividad superior incluso a algunas de renombrados laboratorios mundiales y en tiempo récord vacuna a toda su población, lo que evitó una masacre maltusiana provocada por la negativa de Estados Unidos de suministrarle insumos y hasta jeringas para sus antígenos? Eso demuestra que siempre se puede más.

Los dirigentes buscan soluciones, y parece ser que ese es el objetivo del reordenamiento económico en ejecución. Pero no obviemos que es complejo, duro, y que crea muchas expectativas y dudas porque se inicia con un desfinanciamiento extraordinario, un mercado interno excesivamente deficitario, un parque industrial en deterioro, bajos niveles de importación, insuficiente inversión productiva nacional y extranjera, un gasto social interno en sus niveles más bajos y un circulante altísimo pero al mismo tiempo concentrado en muy pocas manos, sin que aparezca una fórmula para redistribuirlo, todo lo cual ha generado una inflación incontrolable que le está haciendo mucho daño al grueso de la población.

Hay una campaña mediática que no se puede desconocer y hace daño, la cual proyecta el reordenamiento como si fuese un plan de contingencia de corto plazo, (tipo reajuste del FMI que en lugar de resolver los problemas los agrava como en Argentina), y no con el sentido estratégico concebido, y la prensa enemiga explota en ese sentido quejas por los altos precios, la devaluación incesante de la moneda nacional, y el desequilibrio entre una inflación cuyos dígitos casi son desconocidos, y un insuficiente ingreso familiar.

Los dirigentes han hecho lo correcto al salir a las calles y los barrios a explicar a la gente de a pie los alcances, o al menos las pretensiones, de los proyectos que se están ejecutando. Pero lo importante es que haya una retroalimentación, y que esta sirva para hacer las correcciones pertinentes no solo del reordenamiento en sí, sino también del modelo, incluidos los peligros de que hablamos al principio de estos apuntes, como la corrupción y el descontrol de los recursos.

Es muy plausible la ofensiva del gobierno en el exterior para lograr alianzas estratégicas con el propósito de obtener por esa vía lo imprescindible para un incremento del PIB más acelerado. Si les tienen vedado incorporarse al carro del nearshoring ahora que las grandes empresas e industrias abandonan sus lugares tradicionales por diversos motivos -el principal encarecimiento en la producción y baja muy pronunciada en la rentabilidad y la plusvalía por mano de obra-, cobran mayor importancia los actuales esfuerzos de atracción de inversiones extranjeras directas a través del BRIC y los mecanismos de integración a la mano que propugnan sus dirigentes.

Hay pocos países altamente beneficiados con la dislocación industrial, pero sabemos que Cuba no va a estar contemplada en ese mecanismo, a pesar de la ventaja comparativa que le da su capital humano y que, solamente con ello, se podría impulsar una dislocación industrial suigéneris, cuyo estímulo principal sea el aporte de esa capacidad intelectual, técnica y de mano de obra altamente calificada, laboriosa, disciplinada y especializada, apta para responder a cualquier demanda en todos los sectores de la producción y los servicios.

Cuba tiene muchas ventajas comparativas en ese terreno y eso lo conocen las grandes empresas a las cuales frena el bloqueo. Pero hay nichos para atraerlos. Solamente hacer un esfuerzo y buscar aquellos rubros, aquellas producciones y empresas contra las que las prohibiciones del bloqueo no puedan actuar y sus leyes puedan ser anuladas. La biotecnología y la industria farmacéutica son ejemplos de que sí se puede. Hay campos, pero deben no solo ser encontrados, sino adecuarlos y conquistarlos, y borrar el miedo de los empresarios de que van a ser castigados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) del Departamento del Tesoro de EE. UU. Cuba sabe todo esto, por supuesto, solamente pensamos que hay que esforzarse más para encontrar socios en producciones cooperadas. El país tiene una posición geográfica envidiable para este tipo de acciones que la conviertan en un gran puerto de reexportación.

Para seguir el tema, para mí lo real es que esas medidas de reordenamiento económico están marcando la dimensión desmesurada de la crisis que desbordó sus límites propios e irrumpió con fuerza destructora el cuerpo nacional para afectar de una manera brutal a todos los sectores, desde la salud y la educación, hasta los deportes, el ocio recreativo y la creación artística, literaria y, en general, todas las expresiones más populares de la cotidianeidad.

Aunque parezca contraproducente, y admitiendo sus efectos negativos en una juventud que ha visto cercenados sus sueños, esa tragedia de raíz externa pero fertilizada por presuntos errores, es la que hace grandes a los cubanos y que sean respetados por la heroicidad de resistir en ese escenario tan brutalmente adverso. CONTINUARÁ.

Periodista y escritor; presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana, Doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org, y el portal irradia noticias.com

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Cuba obligada a ganarle la batalla al bloqueo (V)

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.