De frente y de perfil

De ’chaira’ a ’fifí’

Ramón Zurita Sahagún

De ’chaira’ a ’fifí’

Periodismo

Agosto 01, 2019 17:26 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Ramón Zurita Sahagún › guerrerohabla.com

526 vistas

Chayo Robles… | José Luis

La historia de Rosario Robles está llena de sorpresas, ya que de ser una activista de izquierda, rebelde e inconforme del sistema y luchadora social, defensora de los derechos de los trabajadores, se transformó en una beneficiada de lo que antes combatió.

Rosario se posicionó en el STUNAM, alineado a la izquierda y después se sumó a la formación del Partido de la Revolución Democrática, donde fue ascendiendo en la escala partidista, siendo diputada federal y secretaria de Gobierno en el Distrito Federal, donde fue designada como jefa de gobierno sustituta de Cuauhtémoc Cárdenas.

Dentro de la estructura gubernamental, Rosario abrevó del fundador del PRD, al tiempo que lo hacía Andrés Manuel López Obrador, como dirigente nacional del partido y encaminado como segundo candidato al gobierno capitalino.

Ambos, Rosario y AMLO eran los favoritos de Cuauhtémoc Cárdenas y de entre ellos saldría el candidato presidencial del partido del sol azteca, ya que los dos contaban con reconocimiento de los ciudadanos del Distrito Federal.

Fue entonces cuando apareció el malvado del cuento, le endulzó el oído a Rosario (ya antes le había mostrado las delicias de la opulencia) y la convenció que debía frenar a su adversario interno en la carrera presidencial.

Urdió toda una trama (el llamado complot) corrompió a varios de los personajes cercanos al jefe de gobierno, filtró los videos para mostrar la podredumbre de sus cercanos y arrastró a todos en este drama.

Carlos Ahumada, el autor de esta novela, ya había penetrado años antes en el corazón de ’Chayito’, le había mostrado las virtudes de ser ’fifí’, viajar en vuelos privados, desayunar en el lugar del mundo de su preferencia y cenar en otro, sumamente distante, con las ventajas que da el dinero.

De vestir modestamente, de acuerdo a sus ingresos, Rosario se convirtió en una más de las damas de sociedad, con ropa y accesorios de diseñadores, joyas de prestigiadas casas y hasta estrenó domicilio en una de la colonias más caras de la capital del país.

La vida le cambió súbitamente y comprendió las ventajas del dinero y el poder, hasta que se descubrió el juego de su protector, Carlos Ahumada, y ella resultó hundida en su carrera política.

Rechazada por la izquierda, Rosario se alió con el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, se convirtió en asesora y fue premiada con dos secretarías del gabinete presidencial, al triunfo electoral de Peña Nieto. Ya cercanas al poder, su hija (Mariana) fue electa diputada por el PRI y presidió al partido en la capital del país.

Habituada a su nuevo estilo de vida, Rosario realizaba jornadas de trabajo en un departamento de Reforma 222, catalogado como uno de los edificios costosos de la ahora CDMX.

Durante algún tiempo se sostuvo, casi como un hecho, que la inmunidad de Rosario Robles radicaba en que desde el gobierno del Distrito Federal, le había tocado financiar la campaña a ese cargo de Andrés Manuel López Obrador. Tiene cajones de documentación de ello, por eso es inatrapable, se decía. Hoy Rosario es requerida por las autoridades por su eventual responsabilidad sobre lo que se dio en llamar la ’estafa maestra’. Ya se asegura que el próximo llamado a responder por el mismo asunto es Alfredo del Mazo, gobernador mexiquense y ex director de Banobras.

ramonzurita44@hotmail.com
zurita_sahagun@hotmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.