Deportes, de lo real a la ocurrencia - Alebrijes en Cuadratines - Álvaro Obregón - tabloiderevista.com

Alebrijes en Cuadratines

Deportes, de lo real a la ocurrencia

Adrián Chavarría Espinosa

Deportes, de lo real a la ocurrencia

Sociales

Junio 20, 2022 18:56 hrs.
Sociales Nacional › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › El Informador Analítico

40 vistas

Dentro de los eventos deportivos internacionales, más allá de la Serie Mundial de Beisbol, de las carreras de autos de Fórmula Uno, de los torneos profesionales de tenis, por citar los más relevantes, sin duda los que atraen la mayor atención mundial son la Copa del Mundo de Futbol Soccer y los Juegos Olímpicos.
Aunque la fase final de ambos eventos tiene verificativo cada cuatro años, en los restantes se desarrolla el llamado ciclo olímpico, con diferentes tipos de eliminatorias. Por ejemplo, tanto en modalidades individuales como de conjunto, se realizan primero los torneos nacionales, para dar paso después en el caso de los deportistas mexicanos, a los centroamericanos, panamericanos y finalmente los olímpicos, donde llegan aquellos que logran triunfar en las fases eliminatorias o logran cumplir ciertas marcas o registros.
Para la Copa del Mundo de Futbol de Qatar de este año, por citarla como ejemplo en las fases eliminatorias regionales participaron 211 selecciones para que, finalmente, solo llegaran 32 finalistas, aunque para el mundial de 2026 serán 48 las participantes.
Así se generan altas expectativas tanto entre los deportistas participantes, quienes desean destacar como los mejores en sus modalidades, como entre los aficionados, quienes están dispuestos, en la medida de sus posibilidades, a seguir de cerca las competencias.
De esta manera, quienes tienen los recursos económicos suficientes, pueden costearse viajes a las ciudades sedes y pagar los altos precios de entrada a los estadios; otros podrán pagar canales de televisión y plataformas de pago streaming para disfrutar en vivo las competencias y, los de menos recursos, deberán conformarse con la difusión de programas especiales de los canales abiertos de televisión, transmisiones radiofónicas o esperar las ediciones de periódicos y revistas para enterarse de todos los resultados.
Ante ello siempre se genera el interés no solo para participar en esos eventos, también se busca organizarlos por el presunto prestigio generado, aunque para ser designado como sede no resulta sencillo ni, mucho menos, económico.
Para la Copa del Mundo, la preparación y desarrollo compete a la iniciativa privada, donde solo se requiere el respaldo de las autoridades correspondientes, con algunos apoyos adicionales mientras para los Juegos Olímpicos sí se requiere la intervención y participación de los gobiernos, por todo lo que implica la organización y desarrollo.
Para la Copa del Mundo 2026, que se organizará conjuntamente entre Estados Unidos, Canadá y México, la parte central corresponderá a los norteamericanos ya que en once de sus ciudades se jugarán 60 partidos, mientras a las otras dos solo les corresponderán diez juegos en cada uno, es decir solo serán comparsas al no existir equidad.
En nuestro país los estadios serán el Azteca, en la Ciudad de México; el Akron, en Guadalajara, y el BBVA en Monterrey. Para ello, la sede capitalina deberá cerrar dos años a fin de ser remodelada y cumplir con los requisitos solicitados por la FIFA, donde los gastos correrán por cuenta de los dueños de ese inmueble deportivo, mientras, América y Cruz Azul deberán buscar una cancha alterna para los siguientes torneos de la Liga MX,
En cambio, para unos Juegos Olímpicos los gobiernos deberán responsabilizarse por presentar propuestas de ciudades donde deberán construir o habilitar sedes para los diferentes deportes, construir una villa para alojar a las delegaciones representativas, garantizar la movilidad de los visitantes, todo ello requiere una cuantiosa inversión.
Por ello resulta sorprendente que Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, haya anunciado que propondrá al presidente Andrés Manuel López Obrador que alguna ciudad sea sede de los Juegos Olímpicos de 2036, lo cual requeriría una gran inversión de recursos, muy lejana de la austeridad republicana o franciscana que pretende asumir el gobierno federal.
En estos momentos los Juegos de 2024 serán en París, los de 2028 en Los Ángeles, California, y los de 2032 para Brisbane, Australia, y para los de 2036 se menciona como aspirantes a Madrid, en España, Londres en Inglaterra, Estambul en Turquía, San Petersburgo en Rusia, y Wuhan en China, entre otras ciudades, donde para ganar la sede se necesita impulsar una intensa campaña de promoción, que no garantiza ganar la designación.
¿Cuánto cuesta organizar unos Juegos Olímpicos? Como referencia: Montreal 1976, su costo original de 145 millones de dólares creció a mil 200 millones de dólares; Atenas 2004, pasó de cuatro mil 600 millones de euros a siete mil millones; Tokio 2020, su costo final fue de 15 mil 400 millones de dólares, cuando inicialmente era de 12 mil 600 millones de dólares.
Tan solo recuérdese que para financiar los Juegos Olímpicos de 1968 en México, se creó el impuesto a la tenencia vehicular, cuyo pago se extendió décadas después.
Entonces, pensar en organizar otros Juegos Olímpicos en México debe caificarse como una simple ocurrencia, un nuevo distractor, otra cortina de humo, nada más, ya que nuestras actuales condiciones económicas no resultan ser las más idóneas para solicitar ser sede de ese evento. Sería gastar dinero en algo irreal, un sueño disparatado, nada más.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.