Los fundadores y jefes de esta guerrilla fueron y son mestizos. Mienten, cuando presentan al EZLN como un movimiento de raíces indígenas

Desenmascarando a los líderes del EZLN, parte 1

Jorge Santa Cruz | SIN COMPROMISOS

Desenmascarando a los líderes del EZLN, parte 1

Derechos Humanos

Enero 04, 2020 03:48 hrs.
Derechos Humanos Nacional › México Ciudad de México
Jorge Santa Cruz | SIN COMPROMISOS › Emmanuel Ameth Noticias

4,761 vistas

Es falso que el autodenominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) sea un movimiento indígena. Lo formaron guerrilleros mestizos, de clase media e, incluso, de familias acomodadas.

Hagamos historia…

Corría agosto de 1969. El país se preparaba para escuchar el quinto informe del presidente Gustavo Díaz Ordaz, en el que habría de referirse a la tragedia ocurrida el 2 de octubre del año anterior, en la Plaza de las Tres Culturas, de la Unidad Habitacional Tlatelolco de la Ciudad de México.

La subversión había sido controlada, pero no extinguida. La sucesión presidencial, por otro lado, sacudía al régimen. Díaz Ordaz trataba de mantener los hilos del poder y de llegar lo más tranquilo posible al otro compromiso internacional contraído por México: el Campeonato Mundial de Futbol, programado para mediados de 1970.

En ese contexto, el 6 de agosto de aquel 1969, nueve hombres fundaron las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN), en una «casa de seguridad» ubicada en calle de 15 de Mayo casi esquina con Diego de Montemayor, de la ciudad de Monterrey, Nuevo León. (1)

Sobresalían en el grupo los hermanos César Germán y Fernando Yáñez Muñoz. César Germán tenía dos alias, Pedro y Manuel, y su hermano Fernando, uno, el de Leonardo.

Los otros fundadores de las FLN, según declaró Fernando Yáñez Muñoz a Proceso (2) el 4 de noviembre de 1995, fueron:

Alfredo Zárate Mota (Marcos y Salvador)
Carlos Arturo Vives (Ricardo)
Graciano Sánchez Aguilar (Gonzalo)
Raúl Morales (Lucio)
Raúl Pérez Gasque (Alfonso)
Mario Alberto Sáenz (Abel y Alfredo)
Mario Sánchez Acosta (Benigno)
El nuevo grupo guerrillero, de ideología marxista-leninista, tenía como objetivo final convertir a México en una república popular regida por un sistema socialista.

Al frente de las Fuerzas de Liberación Nacional quedó César Germán, de 26 años, quien —como se apuntó líneas arriba— utilizaba los alias de Pedro y/o Manuel. Como segundo en la jerarquía, se ubicó Alfredo Zárate Mota (alias Marcos y/o Salvador).

César Germán era, en ese momento, profesor de Derecho en la Universidad de Nuevo León (UNL). Formaba parte de una familia acomodada de Monterrey. Alfredo Zárate, de 27 años, estudiaba Medicina en la misma institución.

El crecimiento de las FLN coincidió con el ocaso del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz y el ascenso al poder de Luis Echeverría Álvarez, quien tomó posesión de la Presidencia de la República el 1 de diciembre de 1970.

Cumplida la primera etapa de la organización, las FLN decidieron instalar su comandancia general en el municipio mexiquense de San Miguel Nepantla, en una granja a la que conocían como la Casa Grande. Esto, no les impedía seguir actuando en la ciudad de Monterrey.

Una denuncia anónima sacó a la luz pública la existencia de las FLN. Resulta que el 20 de julio de 1971 se produjo un enfrentamiento a balazos en la casa marcada con el número 601 de la calle de Vista Ocaso de la colonia Lindavista de Monterrey. Las fuerzas de seguridad habían llegado al lugar tras una denuncia anónima.

El investigador Héctor Daniel Torres Martínez consigna lo siguiente:

El descubrimiento de la organización guerrillera ocurrió de manera incidental, a raíz de una denuncia telefónica anónima gracias al ’dedazo ciudadano’. Se reportó que en el domicilio antes mencionado ’se verificaban reuniones bastante sospechosas de jóvenes greñudos al parecer drogadictos’. Durante una inspección sobre el lugar se suscitó una balacera en la que resultó lesionado un agente de la policía. Lo que permitió a los militantes del FLN darse a la fuga y eventualmente salir de la ciudad. (3)

El enfrentamiento ocurrido el 20 de julio de 1971 (apenas un mes y 10 días después de la matanza del jueves de Corpus, en la Ciudad de México) no impidió a las FLN instalar, en febrero de 1972, su primer campo de entrenamiento guerrillero en Chiapas. Los periodistas Bertrand de la Grange y Maite Rico explican cómo y dónde lo hicieron:

Nahum Guichard, un joven originario de Chiapas, fue el encargado de comprar un terreno para la organización, conforme a las instrucciones que recibió de su hermano Juan, estudiante de Medicina de Monterrey y uno de los fundadores del grupo armado. La parcela colindaba con la finca El Diamante, una propiedad de mil quinientas hectáreas situada a medio camino entre las ruinas mayas de Palenque y la soberbia Laguna Miramar. (4)

Los Guichard dijeron que la parcela se utilizaría para sembrar chile y la llamaron El Chilar. Los milicianos de las FLN, bajo el mando de César Germán Yáñez, recibieron adiestramiento guerrillero durante dos años, sin contratiempo alguno. Sólo que…

El 2 de febrero de 1974, fuerzas gubernamentales atacaron una de las casas de seguridad de las FLN en Monterrey. Detuvieron, entonces, a Napoleón Glockner, alias Jaime, y a su pareja, Nora Rivera. Doce días después, el Ejército mexicano atacó el cuartel general de las FLN en San Miguel Nepantla. Ahí murieron cinco guerrilleros, entre ellos, el número dos de la organización, Alfredo Zárate Mota (alias Marcos y/o Salvador).

Carlos Tello Díaz consigna que «Entre las personas que fueron aprehendidas [en la Casa Grande de Nepantla] estaba también una muchacha de dieciocho años, Gloria Benavides, a la que llamaban Ana». (5)

El gobierno federal asestó un tercer golpe a las FLN. Entre febrero y abril de 1974 desmanteló El Chilar y mató a César Germán Yáñez Muñoz, a Carlos Arturo Vives, a Raúl Pérez Gasque y a la esposa de éste, Elisa Irina Sáenz Garza (Murcia y/o Blanca). El golpe paralizó a las FLN, pero no las destruyó.

Pasados los años, Fernando Yáñez Muñoz (Leonardo), hermano de César Germán, y Gloria Benavides (Ana), habrían de regresar a Chiapas para organizar al Ejército Zapatista de Liberación Nacional y entregárselo a otro mestizo, Rafael Sebastián Guillén Vicente, el segundo Marcos.

Fernando Yáñez asumió la jefatura de las FLN con el alias de Germán, para honrar a su hermano fallecido. Gloria Benavides, por su parte, dejaría el pseudónimo de Ana para adoptar el de Elisa, con el fin de rendir homenaje a Elisa Irina, muerta en Chiapas en 1974.

Fernando Yáñez Muñoz (izquierda) y subcomandante Marcos. (Enlace Zapatista)
Fernando Yáñez Muñoz (izquierda) y el subcomandante Marcos celebran el 17 de noviembre de 2006 el vigésimo tercer aniversario del EZLN. Foto: Enlace Zapatista
De esto nos ocuparemos en una próxima entrega. Por lo pronto, queda claro que el EZLN no surgió de las bases indígenas chiapanecas.

Bibliografía y referencias electrónicas

(1) La redacción. «El exguerrillero relata los preparativos de las FLN para iniciar la insurrección en Chiapas». Proceso. (4 de noviembre de 1995 [citado el 2 de enero de 2020]): Consultado en https://www.proceso.com.mx/170617/el-exguerrillero-relata-los-preparativos-de-las-fln-para-iniciar-la-insurreccion-en-chiapas

(2) Íbid.

(3) Héctor Daniel Torres Martínez. «Monterrey rebelde 1970-1973. Un estudio sobre la guerrilla urbana, la sedición armada y sus representaciones colectivas». Tesis de maestría. (San Luis Potosí, México: El Colegio de San Luis, A.C., 2014), 115. Consultado en https://biblio.colsan.edu.mx/tesis/TorresMartinezHectorDaniel.pdf

(4) Bertrand de la Grange y Maite Rico. «Marcos, la genial impostura». (México: Aguilar, 1998), 118.

(5) Carlos Tello Díaz. «La rebelión de las cañadas. Origen y ascenso del EZLN». (México: Debolsillo: 2013), 70 (Jorge Santa Cruz | SIN COMPROMISOS)


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.