Conciencia de Clase y….

Disidencia Sindical

Carlos Carral Hernández

Disidencia Sindical

Empresas

Septiembre 02, 2020 16:44 hrs.
Empresas Nacional › México Estado de México
Carlos Carral Hernández › Divergencias Informativa

2,201 vistas

Del 1 al 10 de septiembre se llevará a cabo la elección de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana STRM; los telefonistas en activo se darán cita en los más de 200 recintos sindicales para emitir su voto, eligiendo entre la platilla verde y la planilla roja a quienes dirigirán los destinos de esta organización durante los próximos 4 años, elección que se desarrolla tal vez en medio de uno de los peores momentos que está viviendo el sindicalismo mexicano y este sindicato en particular.

¿Cuáles son los factores que rápidamente metieron en una crisis al STRM? Tres son los que ubicamos mayoritariamente, el primero relativo a la política laboral que está siguiendo en lo general el gobierno de López Obrador, una política donde el cambio de hegemonías es lo fundamental, más que la democratización de los sindicatos, en otras palabras, el corporativismo sindical es bueno, lo que hay que cambiar son los liderazgos para garantizar dirigentes afines a la 4T. Otro factor es el interés de este gobierno y de los poderes fácticos sobre Teléfonos de México y el tercero es desde luego, los poco más de 40 años que lleva Francisco Hernández Juárez como Secretario General del STRM.

Estos tres factores que hemos comentado están envalentonado a la disidencia de telefonistas, muchos son los retadores y muy fuertes las críticas, reclamos que en mucho se agudizan también por la contingencia sanitaria, que incluso pudiera ser un cuarto factor de la crisis que vive este sindicato, tal vez el más importante hoy en día en nuestro país.

Hablando de la organización y la acción política o social, el tema sobre el liderazgo es fundamental, lo que al día de hoy es el STRM, es reflejo de un tipo y capacidad de liderazgo, por otro lado, consolidar una disidencia que sea capaz de vencer en la urnas y en muchos otros rubros a la ’planilla verde’, que tal vez por última vez encabeza Hernández Juárez, es una tarea que también amerita de la presencia de un liderazgo real, pensar lo contrario es firmar la muerte del STRM.

Como lo señalamos en nuestra entrega anterior, la ideología de las masas de la que habló Ortega y Gasset en su obra, particularmente en la rebelión de las masas, invadió a la mayoría de la población, no importa el espacio de desarrollo personal, incluso en la academia se pueden sentir sus efectos, así es que es fácilmente previsible deducir que para la disidencia del STRM o de cualquier otra organización, el motor de ese liderazgo que se puede enfrentar a quien detenta el poder, es únicamente la supuesta inconformidad, que en muchas de las ocasiones no se sabe con exactitud contra qué es.

La caballada, como se dice coloquialmente, está flaca, eso el gobierno y los intereses fácticos lo saben, la única estrategia que la gran mayoría de disidentes pueden idear en este momento, es esperar que esos intereses los arropen, les inyecten recursos y los lleven al poder, pero de un proyecto nada, algo que sería la explicación a un escenario donde en efecto se da un relevo en la dirigencia del STRM, pero que no es capaz de contener los compromisos indebidos que adquirió y que inevitablemente llevaría a la aparición de 2 o 3 sindicatitos, que para lograr la titularidad del contrato colectivo, estarían dispuestos a ceder ante cualquier demanda del patrón.

En esta tesitura lo que está en juego es cuánto tiempo se mantendrá la cohesión en el Sindicato de Telefonistas, lamentablemente su división y virtual extinción es una realidad inevitable, y aunque suene terrible, lo más conveniente es mantener las cosas como hasta ahora, que las filas de sus agremiados exijan la formación de cuadros de quienes pudieran sustituir a Hernández Juárez en el cargo y a todo su equipo, pero no un cambio abrupto.

Muy seguramente Francisco Hernández Juárez ganará nuevamente esta elección, pero no debe de confiarse, está por enfrentarse al último reto de su largo liderazgo sindical, uno dónde tendrá que definir entre hacer lo correcto o cometer algún pecado capital. En muy poco tiempo se verá si fue lo suficientemente consciente para formar a varios posibles relevos o si pretenderá dejar en el cargo a un familiar o incondicional sin ninguna formación y tal vez nulo liderazgo, eso es algo que muy pronto llegará.

carralhernandez@gmail.com
Delegado Presidente de la Delegación Valle de México,
en el Colegio de Abogados del Estado de México A.C.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.