Opinión

El Covid-19, más grave de lo que creemos…

Leoncio Castrejón Salgado

El Covid-19, más grave de lo que creemos…

Periodismo

Agosto 06, 2020 20:45 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Leoncio Castrejón Salgado › guerrerohabla.com

14,452 vistas

La Pandemia del Covid-19 que estamos padeciendo ha roto paradigmas a tal grado que gobiernos del planeta, aún no logran controlar y entender cómo parar, detener, y menos erradicar el avance que día a día se manifiesta y cobra víctimas en todos lados del mundo.
Desde noviembre y diciembre del 2019, ya se daban alertas, tenues pero al fin alertas de la presencia de un virus que era desconocido para la ciencia.
Las Instituciones de salud internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), reaccionaron lentas y hasta cierto punto incrédulas de la magnitud y letalidad del virus. Y aún en los primeros días de éste 2020, las mismas autoridades encargadas de la vigilancia epidemiológica a nivel mundial, no le dieron la importancia adecuada.
En países asiáticos y europeos inició tan aplastante y demoledor, que las víctimas se empezaron a contarse por cientos, después por miles. A pesar de ello, las autoridades de aquellos países poco hicieron o no lo suficiente para mitigar y detener esta enfermedad.
Ya estando en América, y con el antecedente catastrófico, autoridades sanitarias de varios países lo tomaron a la ligera. Era increíble de cómo se hacía poco y en otros lugares, nada.
En nuestro país, desde un principio siguieron el mismo padrón de conducta y hay que decirlo, a la fecha es peor la situación.
La autoridad sanitaria federal, desde un inicio descalificó el daño que podía generar el virus de Covid-19. A pesar que se tenían ya, los antecedentes negativos y nefastos en otros países. Poco importó.
Desde que la autoridad sanitaria se vio en la necesidad por los señalamientos públicos, de poner atención, lo hizo con un criterio estrictamente fuera de la esfera de la salud pública. Y así continúan a la fecha.
En la actualidad México está rondando el medio millón de contagios, y con 50 mil decesos. Esto, de acuerdo a las cifras oficiales, que por cierto han sido cuestionadas desde el inicio de la crisis sanitaria.
La evidencia más contundente, es que nuestro país aún no consigue aplanar ni supera la curva de contagios y muertes por el COVID-19, ya que se encuentra en la cima de la Pandemia, en espera sin duda, de llegarse a mucho más, de acuerdo a las estimaciones de las dos organizaciones mundiales de salud más grandes del mundo: OMS y la OPS.
Y no es alarmismo, ni mala fe, es una realidad que algunas autoridades de los tres órdenes de gobierno no quieren reconocer porque su interés no es la salud y bienestar de la población, sino sus proyectos políticos en puerta.
Y vea usted estimado lector, hace apenas unas horas, el asesor internacional en emergencias de Salud de la OMS, Jean-Marc Gabastou, recomendó que el gobierno de México, debe aumentar su capacidad de diagnóstico, elevar la aplicación de pruebas, para cuando se llegue a la fase de descenso de la curva epidémica y solicitó además, a las autoridades federales y estatales hacer todos los esfuerzos posibles para salvar vidas, ya que la alta exposición de la población mexicana a factores de comorbilidad, como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, el cáncer, el sobrepeso y la obesidad, colocan a nuestro país, en una muy alta vulnerabilidad.
De ese tamaño se encuentran las valoraciones de éstas instituciones de salud.
Llamó al gobierno mexicano a que mejore la capacidad o el derecho que tiene una persona de conocer sus resultados, ya que se debe aumentar la capacidad de diagnóstico para cada caso sospechoso, que pueda tener una prueba de manera inmediata para evitar que esta ‘chispa local’ se transforme en un nuevo incendio y una emergencia.
Tanto la OMS y la OPS, estimaron que el punto máximo de la epidemia aún está por llegar a México, por lo que recomendaron a las autoridades sanitarias mexicanas no relajar las medidas sanitarias, como la sana distancia, el confinamiento, la higiene de manos, entre otras, porque el contagio del coronavirus todavía avanza a su máximo pico.
En tanto no se tenga una vacuna contra el COVID-19, y evitar un rebrote, las autoridades deben vigilar y cuidar que la población siga aplicando las medidas de prevención, en un periodo que se podría extender de 18, 24 meses o más. En nuestro país, la epidemia de coronavirus apenas está avanzando hacia su máximo apogeo
Mientras tanto, ¡¡ Que tenga usted…un excelente fin de semana!!


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.