El IPN debe declarar alerta de violencia de género

Prensa politécnica

El IPN debe declarar alerta de violencia de género

Saul Panchi González

El IPN debe declarar alerta de violencia de género

Periodismo

Octubre 25, 2022 22:15 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Saul Panchi González › tabloiderevista.com

1,758 vistas

La Ley General de acceso de las mujeres a una Vida libre Violencia la define la violencia de género como ’toda acción dolosa realizada mediante el uso de tecnologías de la información y comunicación por la que se exponga distribuya, difunda, exhiba, transmita, comercialice, oferte, intercambie o comparta imágenes, audios o videos reales o simulados de contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento, sin su aprobación o sin su autorización y que le cause daño psicológico, emocional, en cualquier ámbito de su vida privada o en su imagen propia.

En el IPN la violencia es un problema que prevalece y ha sido utilizada tan frecuentemente que para muchos politécnicos es considerada como algo normal, pero no, no es así, la violencia es de las bestias y quienes integran la comunidad del IPN son personas.

Pero han querido imponer una dinámica en que las agresiones de cualquier tipo son tomadas como algo incluso necesario, no importa qué tipo de violencia se manifieste, cualquier forma es freno a la evolución de la educación.
Los casos de violencia en el IPN son tan frecuentes que por eso llegó el punto obligado de contratar una empresa de seguridad que nada tiene que ver con la educación y menos con Instituto Politécnico Nacional, antes la policía no ingresaba a instalaciones del Instituto, pero ahora su presencia es vista como parte del escenario normal en las escuelas.

Lo peor de la presencia policiaca en las instalaciones politécnicas no erradicó la violencia, por el contrario, acentuó los incidentes de violencia en formas diversas o sofisticados estilos que surgen en otros sitios y rincones donde los elementos seguridad contratada no acceden, como son las aulas, los sanitarios o en espacios virtuales en que se detectan casos de violencia extrema.
Las autoridades del IPN han sido rebasadas, pero no sólo los directivos, también todos los demás sectores que integran la comunidad, profesores, trabajadores, empleadas y quienes son más afectados las y los estudiantes por su vulnerabilidad.
La violencia de género requiere atención urgente, hasta el momento el IPN se ha concretado a cumplir sólo burocráticamente con los acuerdos de políticas públicas, cumplir administrativamente no es suficiente, se requiere fortalecer todos los órganos, vinculados a la atención de la violencia contra las mujeres.
Urge que la alerta de género sea declarada en el Instituto Politécnico Nacional, debido a que el acoso, hostigamiento y el abuso sexual, prevalecen al interior y de modo extendido en el exterior de los planteles.
La ley señala que la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres, se emitirá cuando:
Exista un contexto de violencia feminicida caracterizado por el incremento persistente de hechos o delitos que involucren violaciones a los derechos a la vida, la libertad, la integridad y la seguridad de las mujeres, adolescentes y niñas en un territorio determinado.

Exista un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres, adolescentes y niñas.

De lo anterior se desprende que, de acuerdo a la ley, las autoridades deberían dejar de hacer esfuerzos por minimizar la problemática y concentrarse de manera más certera en el combate y eliminación de todas las formas de violencia contra cualquier miembro de la comunidad, pero especialmente la ejercida contra las mujeres politécnicas.

Promover y difundir una alerta de género orientada vigorosamente a: -Garantizar la vida, la integridad, la libertad y la seguridad, así como el acceso a la justicia de las mujeres estudiantes, empleadas o académicas. Así como, generar las condiciones, políticas públicas con normas y procedimientos que contribuyan a la disminución y cese de la violencia feminicida incluso.

La alerta de violencia de género en el IPN dirigiría esfuerzos colectivos para eliminar la desigualdad y discriminación producidas por ordenamientos jurídicos o políticas públicas que facilitan el abuso y agravian los Derechos Humanos de las mujeres. Ejemplo de ello son los casos en que las estudiantes sufren acoso y hostigamiento sexual o laboral en cuanto a las profesoras y empleadas.

La Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las mujeres, deberá incluir lo siguiente.

El motivo de la misma (más que justificado); La información que sustenta la determinación; Las acciones y medidas preventivas, correctivas, de seguridad, de procuración e impartición de justicia, de atención, de reparación del daño y cambios legislativos; La solicitud a las autoridades responsables, de la asignación o reorientación de recursos presupuestales, humanos y materiales necesarios para hacer frente a la misma, y; El territorio que abarcan las medidas a implementar y, en su caso, las autoridades responsables de su cumplimiento, que en esta ocasión sería todo el Instituto Politécnico Nacional física, material y en el ciberespacio.

Urge garantizar justicia pronta, expedita e imparcial para las mujeres politécnicas víctimas violencia, e investigar todas las violaciones a derechos humanos vinculadas a la violencia feminicida, sancionar a las personas responsables y reparar el daño.

Por otra parte, la Alerta de Violencia de Género reflejaría sustantivamente la verdadera preocupación de las autoridades del Instituto para asegurar la rehabilitación con la prestación de servicios jurídicos, médicos y psicológicos especializados y gratuitos para la recuperación de las víctimas directas o indirectas.

-Además permitiría en territorio guinda y blanco concretar la satisfacción y no repetición como medidas que buscan una reparación orientada a la prevención de violaciones y erradicación de la impunidad ante la violencia contra las mujeres Entre las medidas a adoptar se encuentran:
a) La aceptación del IPN de su responsabilidad ante el daño causado y su compromiso de repararlo;
b) La investigación de las personas servidoras públicas cuyas acciones u omisiones conllevaron a la violación de los derechos humanos de las víctimas y la impunidad, para sancionarlos conforme a la normatividad correspondiente.
c) El diseño e instrumentación de políticas públicas enfocadas a la prevención, persecución, y seguimiento de la comisión de delitos cometidos contra las mujeres. Asimismo, las relativas a garantizar los derechos de los familiares a ser informados de manera oportuna de las acciones que las autoridades realicen tendientes a sancionar a los presuntos responsables, y
d) La verificación de los hechos y la publicidad de la verdad.
En el IPN existe una escasez de recursos para la implementación de programas y proyectos, son insuficientes los espacios especializados en la atención a víctimas de violencia.
Prevalece una marcada resistencia a la sensibilización en género y a la problemática de violencia por parte de algunos servidores públicos dedicados a la procuración e impartición de justicia. A que debemos sumar una cultura incipiente de denuncia a delitos de violencia y falta de información sobre el problema, desagregada por sexo.
Ojalá que las autoridades del IPN declaren la alerta de violencia de género pues sería abrir una posibilidad real para la creación de cuatro esferas acción para la reducción de factores de riesgo: Prevención, Atención, Sanción y finalmente la Erradicación.
Atención: Servicios integrales proporcionados a las mujeres y a los agresores, con la finalidad de disminuir el impacto de la violencia, los cuales deberán otorgarse de acuerdo con la Política Nacional Integral, los principios rectores y los ejes de acción
Sanción: Los Modelos de Sanción generarán evaluaciones permanentes y sistemáticas sobre la aplicación de la Ley y de las diversas normas jurídicas que regulan los tipos y modalidades de la violencia.
Erradicación: Los mecanismos y políticas públicas que se implementen en los tres órdenes de gobierno, en el marco de sus atribuciones, tendrán como objetivo erradicar la violencia contra las mujeres.
Para educar en equivalencia humana se deben romper los estereotipos sexistas, y colocar el respeto a la dignidad humana como centro de la educación.
Las mujeres no son las que crían hombres machistas, sino la sociedad patriarcal, así como las dinámicas y patrones establecidos, los cuales necesitamos reconstruirlos, además de la importancia de la responsabilidad y conciencia por parte de los hombres respecto al importante rol en la educación desde la infancia sin estereotipos sexistas.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.