Tras la puerta del poder

El PAN de Marko Cortés, ante su desastre

Roberto Vizcaíno

El PAN de Marko Cortés, ante su desastre

Periodismo

Octubre 25, 2020 12:20 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com

5,024 vistas

De perfilarse como la única oposición real para hacer frente a Morena y al creciente poder autocrático de Andrés Manuel López Obrador, el panismo encabezado por Marko Cortés no sólo no motivó a los electores de Coahuila e Hidalgo, sino que ha fracasado ante el resto de una sociedad que ha optado por buscar otras opciones de participación como FRENAAA y Sí por México.

Una de las consecuencias del hundimiento del blanquiazul son los lamentos sociales y políticos por el rechazo del registro de México Libre de Margarita Zavala y Felipe Calderón, al que veían como una alternativa de un PAN sin futuro, luego de la gestión de Ricardo Anaya y su gerente Marko Cortés.

Tan huérfanos se sienten los mexicanos que no siguen a AMLO, que lo repudian, que se alegraron con la reaparición del cartucho quemado que es Ricardo Anaya.

Con un discurso y personalidad más contundente, hoy no pocos esperan que Anaya pase a recuperar su liderazgo al frente del PAN. Eso significa que hay quienes desearían ver desplazado ya, pronto, de una vez a Marko Cortés de la presidencia de Acción Nacional.

Mal gerente ha resultado el michoacano de la segunda fuerza política del país. Un gerente que Anaya dejó para que le cuidara el partido. Pero éste no sólo no lo cuidó, lo hundió.

Y es que el blanquiazul encabezado por Cortés simplemente no ha convencido a los mexicanos de ser la oposición a la que hay que seguir y apoyar ante lo que pasa hoy en México.

Un país sumido en la peor crisis económica desde 1930, con el índice más alto de ejecuciones, violencia e inseguridad; con un gobierno que ha desaparecido o anulado las reformas estructurales impulsadas durante el sexenio pasado por las fuerzas políticas más importantes en ese momento que integraron el Pacto por México, entre ellas el PAN; un Presidente que sin más canceló el NAIM, que estaba planteado como la obra más importante en América Latina, una nación con peligrosos perfiles de rompimiento social y hartazgo ante la ausencia de soluciones a los gravísimos problemas de salud, falta de medicamentos por imprevisiones gubernamentales, por recortes a rajatabla en sectores esenciales, por la no aplicación de medidas de ayuda y protección de sectores básicos ante los efectos económicos y sociales de la pandemia y decenas de cosas más.

Un escenario ante el cual cualquier político con talante, con idea y carácter, preparación y apoyo político, aprovecharía para construirse y para actuar en favor de esa nación en riesgo.

Pero no. Frente a todo esto, el michoacano Cortés lanza discursos sin sustento y amenazas que nunca cumple. Y ya lo midieron los panistas, el resto de los votantes.

El descrédito de Cortés en el PAN es ya de tal profundidad, que hay ya quienes creen que el blanquiazul puede perder sus bastiones en Querétaro y Chihuahua. Nadie cree que, bajo la dirigencia del michoacano, el PAN pueda rescatar en junio de 2021 la gubernatura, alcaldías y diputaciones federales y locales en Baja California, estado que gobernó durante los últimos 31 años.

Coahuila e Hidalgo, la piedra al cuello

Hace 2 años Morena en Coahuila obtuvo más de 500 mil sufragios en la candidatura presidencial y ganó, en alianza con PT y PES, 3 de los 7 distritos federales.

Dos años no sólo no gana ninguno de los 16 distritos locales de mayoría, sino que pierde en los 3 distritos federales que había ganado.

El PRI, que en 2018 ganó sólo 2 distritos federales, se lleva ahora las 16 diputaciones locales de mayoría y obtiene casi el 50% de votos.

Pero el dato realmente relevante es que el PAN, que durante los últimos 20 años había peleado duramente todos los cargos de elección y que se había construido como ’el otro’ poder, quedó ahora en un lejano tercer lugar.

De un total de 757,730 votos el PRI se lleva 415,691, es decir, el 54.1 por ciento de los sufragios.

Morena que participa aquí por segunda ocasión en 2 años, se levanta 163,061 votos, es decir un 21.5 por ciento y el PAN apenas llega a 83,469 o sea un 11 por ciento.

Un tercer lugar ya muy lejano de los punteros. Algo que nadie en esta entidad podría pensar hace 3 años.

Dentro de 8 meses los coahuilenses volverán a las urnas. Ahora para elegir a los diputados federales que le corresponden a este estado. Es poco probable que el PAN pueda obtener alguna curul en San Lázaro, por Coahuila.

En Hidalgo, las cosas no fueron tan contundentes, pero sí determinantes. El PRI se lleva 32 alcaldías de 84 frente a Morena que apenas llega a 6 y el PAN que queda el mismo nivel de Nueva Alianza y el PES con 5 municipios cada uno, y el PRD los supera con 7. O sea.

El desastre aquí está en que el PAN tenía en su poder 11 alcaldías y queda ahora apenas con 5.

Hace algunos años, no muchos, Germán Martínez renunció a la presidencia del PAN por un desastre menos grave que este. Cortés ahora dijo que se debe aprender de estas elecciones, ’para lo que se viene’…

¿Qué viene después del desastre?

A ver que queda del PAN en junio de 2021…

Luego los fideicomisos, las promesas…

Un día después de la larga noche legislativa donde se votó la extinción de 109 fideicomisos -que senadores y diputados morenistas afirman eran botín de manejos corruptos-, vinieron las promesas.

En Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador dijo que los mismos recursos llegarán a los mismos sectores vía presupuestal, ’de manera transparente’.

Que luego de una auditoría a todos, se sabrá con claridad cómo se mal utilizaron esos recursos y a dónde fueron a parar.

Para avalar lo prometido y dicho por AMLO, Ricardo Monreal se dijo confiado en la palabra del Presidente.

Por ello pidió esperar a que lleguen esos recursos.

Dicen que…

Carolina Viggiano Austria, es sin duda uno de los perfiles políticos más sobresalientes de Hidalgo. Más, si se toma en cuenta que su carrera la realiza dentro de uno de los grupos políticos más duros del viejo y duro priismo surgido de liderazgos regionales históricos como el del general Alfonso Corona del Rosal, Javier Rojo Gómez hasta llegar a Jorge Rojo Lugo, de cuyas corrientes surgieron los gobernadores Manuel Ángel Núñez Soto, Jesús Murillo Karam y Miguel Ángel Osorio Chong en cuyas administraciones, Carolina fue secretaria de Desarrollo Social y de Planeación y Desarrollo Regional; presidenta del Consejo de la Judicatura de su estado y presidenta del PRI de Hidalgo, diputada federal en 2 ocasiones y ahora secretaria general del CEN del PRI, al lado de Alejandro Moreno.

Lo apunto porque ello muestra que Viggiano Austria no sólo es una mujer guapa, sino con la más alta preparación académica y profesional y con una probada experiencia en la administración pública y en las tareas legislativas y la política.

Es esposa además del controvertido ex gobernador de Coahuila, Rubén Moreira.

Bueno, Carolina está siendo señalada por morenistas y otros de imponer con malas mañas a su hermano José Juan Viggiano Austria en la alcaldía de Tepehuacán.

Al parecer, José Juan lleva ventaja mínima ante el candidato del PANALH, Francisco Martínez, y es conocido que en esas disputas cuentan poco los tribunales ante otras instancias, como son las tomas de oficinas municipales.

Así que al parecer la secretaria general del PRI tiene ahora un buen caso por solucionar.

rvizcainoa@gmail.com
www.endirecto.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.