* Muchas gracias. Con su venia, querida Presidenta. Compañeras y compañeros Coordinadores. Compañeras y compañeros Diputados.

Elías Rescala en Sesión Solemne de Apertura del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Tercer Año de Ejercicio Constitucional

Elías Rescala  en Sesión Solemne de Apertura del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Tercer Año de Ejercicio Constitucional
Política
Enero 31, 2024 21:33 hrs.
Política ›
María Trinidad Orozco Romo › Zona Crítica regional

467 vistas

Toluca, Estado de México., 31 de enero de 2024.- Primero que nada, quiero hacer buenos deseos para la pronta recuperación de mi querido amigo, Coordinador Martín Zepeda, que se encuentra con un tema de salud, le deseo pronta recuperación y que lo podamos tener pronto aquí, reintegrado a los trabajos.
Señoras y señores Diputados.
Representantes de los medios de comunicación.
Hoy, a casi 200 años de su fundación, el Estado de México vive tiempos retadores, y a la vez prometedores.
Las elecciones de 2023 nos trajeron consigo condiciones políticas inéditas que debemos traducir en oportunidades.
Por primera vez en la historia, nuestra entidad es gobernada por una mujer emanada de una oferta política distinta del Revolucionario Institucional. Sin mezquindad, en el PRI asumimos con toda madurez y convicción el nuevo papel que nos asignó la sociedad mexiquense, y entendemos la alternancia como una oportunidad: Oportunidad para dialogar; oportunidad para construir acuerdos; oportunidad para hacer buena política; oportunidad para afianzar nuestra democracia. Comprendemos que los múltiples retos y problemas de nuestro Estado no podrán ser resueltos por una sola persona.
Estamos convencidos de que se requiere la voluntad y generosidad política, y del esfuerzo conjunto de todas y de todos.
Sabemos, ante todo, debemos privilegiar el interés superior de la gente del Estado de México.
Sólo así podremos transformar positivamente la vida de las familias mexiquenses: Disminuir la pobreza y la injusticia social; consolidar un Estado más seguro para las mujeres; más y mejores oportunidades para nuestros jóvenes; un mejor futuro para nuestras niñas y niños; mayor participación social en los asuntos públicos.
En suma: construir un Estado de México que esté a la altura de todas y de todos.
Los priistas lo tenemos claro: nuestro papel como oposición no será secundario, sino principal. No será prescindible, sino indispensable.
Entendemos que la oposición no tiene por qué ser antagónica, pero tampoco incondicional.
Las y los diputados priistas seremos una oposición con disposición para escuchar y para construir acuerdos.
Una oposición firme, crítica y vigilante, pero también responsable, constructiva y colaborativa.
Una que privilegie el diálogo y los acuerdos, siempre con transparencia y de cara a la sociedad.
Una que analice y discuta responsablemente las propuestas del gobierno, y también señale con firmeza los errores y proponga caminos alternativos.
Lo queremos dejar claro: jamás seremos una oposición testimonial ni complaciente; ni mucho menos una que todo lo rechace por consigna.
Pero civilidad nunca significará debilidad.
Haremos valer, desde luego, la fuerza de los números, pero sobre todo, la fuerza de la razón, de los argumentos y de las ideas.
Más allá de intereses personales o partidistas, seremos aliados de las familias mexiquenses y garantes de las instituciones que hemos construimos.
Queremos un Estado de instituciones y voces múltiples, en donde todos seamos escuchados.
Los priistas contamos con experiencia de gobierno, conocimiento de las necesidades de nuestra gente y, sobre todo, amamos profundamente a nuestra tierra.
Tenderemos puentes de entendimiento y trabajaremos para ser constructores de los grandes acuerdos.
Conciliaremos intereses diversos y hasta opuestos, buscando siempre el beneficio de nuestro Estado.
El PRI tiene pasado, presente y futuro esperanzador.
Sin pasar por alto las deficiencias, es justo señalar que México y el Estado de México alcanzaron la modernidad de la mano de los gobiernos priistas:
Somos el PRI que recuperó la industria petrolera y electrificó el 95 por ciento del país.
Somos el PRI que edificó las instituciones que hoy garantizan la estabilidad política, la democracia y la paz social.
Somos el PRI que creó los programas sociales que mejoraron la calidad de vida de millones y millones de mexicanos.
Somos el PRI del desarrollo y la movilidad social.
Somos el PRI de la educación básica y laica, el que dio vida a la UNAM, al Poli, y abatió el analfabetismo.
Somos el PRI que construyó el sistema de salud más grande de Latinoamérica.
Somos el PRI que consolidó nuestro potencial exportador y llevó a México al séptimo lugar en turismo.
Somos el PRI constructor de infraestructura, de puertos y aeropuertos.
Somos el PRI que realizó el reparto agrario, tecnificó al campo y creó la propiedad social.
Somos el PRI que impulsó la participación política de las mujeres y de los jóvenes.
Somos el PRI que encauzó la transición democrática que construimos todos.
Somos el PRI que encauzó la transición democrática y que también fincó las instituciones que hoy le dan vida a la misma.
Hoy, somos el PRI de los jóvenes, de la inclusión y de la diversidad.
Sin embargo, ningún partido, por más aciertos y avances que haya acumulado, puede poner sus expectativas en el pasado. Estamos orgullosos de él, pero nos encontramos entusiasmados con su futuro.
Hoy representamos 1.8 millones de electores y gobernamos 49 municipios. Somos la segunda fuerza política en el Estado y diariamente contribuimos con trabajo arduo y honestidad para el crecimiento de nuestra historia y de nuestra entidad.
Debemos encarar, bien y pronto, los nuevos tiempos.
Ese es el reto: adaptarse y arriesgarse; ser mejores y demostrarlo con hechos, no con palabras.
El PRI, de manera resuelta, mantendrá su convicción de servir a la gente, sin importar la coyuntura.
Debemos de ubicarnos lejos del clientelismo. Lejos del asistencialismo, y cerca, muy cerca de la solidaridad, ahí donde se ubica la social democracia que vela por todos y no sólo por unos cuantos.
Solidaridad para fijar metas comunes y, entre todos, alcanzarlas. Solidaridad para servir con generosidad y convencimiento. Solidaridad que se traduce en confianza mutua, superación individual y oportunidades duraderas para todas y para todos.
No basta con dar pescado, señores, hay que enseñar a pescar.
Por décadas, los priistas mexiquenses hemos servido a este gran Estado y, no tengan duda, le vamos a seguir sirviendo.
Hoy desde la oposición, y mañana desde el gobierno, serviremos con la misma pasión que siempre nos ha caracterizado.
En el PRI tenemos experiencia y sabemos gobernar.
¡Muchas gracias!

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Elías Rescala en Sesión Solemne de Apertura del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Tercer Año de Ejercicio Constitucional

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.