Del balcón al sótano

Entender el dolor ajeno

Eduardo Albarrán Orozco

Entender el dolor ajeno

Periodismo

Septiembre 28, 2020 22:17 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Eduardo Albarrán Orozco › guerrerohabla.com

587 vistas

Falta de empatía La falta de empatía y los intereses extraños crean condiciones propicias para la provocación violenta. Lo publicado en algunas redes sociales en contra del movimiento por la presentación con vida de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa carece de empatía y de comprensión de los hechos del 26 y 27 de septiembre del 2014.

Tal parece que es necesario que se sufra en carne propia para entender el dolor ajeno como el de 43 familias guerrerenses. Los 43 no son las únicas personas desaparecidas en forma forzada, son cientos en Guerrero y Miles en el país. Pero eso no es importante para quienes sólo piensan en sus negocios o en intereses políticos o de otro tipo.

Podemos no estar de acuerdo con los métodos o algunas acciones de familiares y compañeros de los asesinados y los desaparecidos, pero no debemos descalificarlos, satanizarlos y enjuiciarlos sin ponernos en sus zapatos, tener una pizca de empatía.

He cubierto durante 6 años su paso por Iguala. Han agredido los espacios que representan al Estado Mexicano pero no a particulares que no tengan o hayan tenido alguna relación con personajes involucrados con los hechos.

Los que convocan a no permitirles el ingreso a Iguala olvidan el libre tránsito constitucional. Pero también mienten al decir que Iguala no tiene desarrollo económico desde hace 6 años, que la gente no sale a comprar por temor a los normalistas, etc.

Esas voces donde estaban cuando se instalaron los centros comerciales que, estos sí, afectaron la economía y comercio local. Tampoco les escuchamos para cuestionar a quienes saquearon el Palacio Municipal y los negocios de la Plaza Tamarindos hace seis años y que todos sabemos, porque hay fotos y videos, que no fueron los normalistas.

Acaso hay amnesia? Lo que no entiendo es su discurso. Dicen que si las autoridades no hacen nada ’la ciudadanía va a enfrentarlos’, pero piden que el Ejército y la Guardia Nacional escolten a los padres de los 43 para que hagan sus actos en paz y orden.

Hasta ahora los normalistas no han actuado como los grupos de anarquistas en Ciudad de México. Estos sí han afectado negocios particulares. Y ellos tienen sus propios criterios políticos que muchos no entendemos y no sé si Bakunin los apoyaría.

Por lo pronto convocar a no permitir el ingreso a Iguala es un acto de provocación que seguramente tiene beneficiarios. Habría que saber que intereses hay detrás. En cuanto a la empatía Bertold Brecht señala en un poema lo siguiente.

’Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, no me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.

Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero yo no era un intelectual, tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura tampoco me importó. Ahora me llevan a mi, pero ya es demasiado tarde’.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.