PECADO CAPITAL

ENTRE ’LA LOBA’ Y TOLENTINO, UN TESTIGO LLAMADO DESTINO

Rocío Ayala

ENTRE ’LA LOBA’ Y TOLENTINO, UN TESTIGO LLAMADO DESTINO

Biografías

Mayo 25, 2020 16:36 hrs.
Biografías Estados › México Estado de México
Rocío Ayala › Informativo Nacional

2,134 vistas

En el año 2000, Jesús Tolentino Román Bojórquez, enfrentó a una fiera de la política mexiquense, así se recuerda a María Eulalia Guadalupe Buendía Torres, alias ’La Loba’.

En el arrebato se alegaron argumentos que cada uno defendió a capa y espada: que si no se cumplieron ’acuerdos’, que si uno u otro ganó a la malagueña, que si las influencias del grupo Atlacomulco y del gobernador estatal en turno, que si el nepotismo fue el talón de Aquiles de Buendía Torres y así, un sinfín de dimes y diretes entre los dos. La historia todos la conocemos y una cosa es segura; el poder, fue la manzana de la discordia.

Pese a todo lo que sucedió, cada quien manifestó su ‘manera de querer’ a su tierra y tanto la Organización de Pueblos y Colonias (OPC) que nació en 1987, como el Movimiento Antorchista en ese momento con 30 años de trayectoria, le dieron a la gente de Chimalhuacán algo más que un techo donde vivir. Incluso con la gesta del 18 de agosto del año 2000 que dejó un saldo de 10 muertos y varias decenas de heridos de bala, estos líderes lograron trazar la identidad de este pueblo donde se erige el Guerrero Chimalli, como símbolo de lucha por vivir mejor cada día.

No queda duda que de ambos lados siempre hubo buenas intenciones, las que entre yerros y aciertos, hoy son parte tangible de la memoria histórica del municipio mexiquense.

Rememorar lacerantes hechos que enfrentaron a estos dos líderes, es trillado y raya en lo ofensivo, hiere susceptibilidades, en especial a los deudos de la difunta y por ende, resulta obsoleto. Además, dijeran sus detractores, por sus actos y delitos que le fueron imputados, La Loba ya pagó con su vida.

Guadalupe Buendía fue capturada el día 25 de agosto del año 2000 y sentenciada dos años más tarde. Purgaba en el Penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez, una pena de 50 años más los expedientes que ya pesaban en su contra, lo que aumentó su condena a 492 años de prisión.

Por otro lado, el destino puso a Tolentino Román Bojórquez al frente de la vida política de Chimalhuacán, en sucesos importantes para su municipio y de pasada, le concedió ver caer dos veces a su adversaria. La primera en el 2000 cuando La Loba fue arrestada y la segunda 20 años después, cuando Guadalupe Buendía nuevamente tocó fondo para nunca más volver.

María Eulalia padecía diabetes. Mujer de la tercera edad, falleció la madrugada del domingo 24 de mayo, en un hospital privado de Toluca víctima del covid-19.

Las ironías de la vida no siempre son lugares comunes en el diario acontecer de una sociedad, ni goza de testigos peculiares, pero entre Tolentino y La Loba hay un testigo llamado destino.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.