En las nubes

Francisco I Madero otra víctima en la historia

Carlos Ravelo Galindo

Francisco I Madero otra víctima en la historia

Periodismo

Noviembre 10, 2020 20:12 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › guerrerohabla.com

1,451 vistas

Y con la ayuda del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, los damos a conocer.
Ojalá y se aproveche en las escuelas públicas. Como en las privadas. Modesta opinión a la SEP.
Fue Francisco Ignacio Madero, iniciador y líder victorioso de la Revolución Mexicana. Nació el 30 de octubre de 1873 en la hacienda del Rosario, en Parras de la Fuente, Coahuila.




Presidente de la República del 6 de noviembre de 1911 al 18 de febrero de 1913.
Fecha en que fusilado con el vicepresidente José María Pino Suárez, por el traidor Victoriano Huerta. Justo a espaldas de Lecumberri, hoy Archivo General de la Nación.
Sus padres fueron Francisco Madero y Mercedes González.
Su familia era una de las más acaudaladas del país.
Estudió un año en el Colegio de San Juan, en Saltillo, y luego fue enviado al Saint-Mary’s College, en Baltimore, Estados Unidos.
En 1887 ingresó al Liceo de Versalles de París, Francia.
En 1892 se matriculó por la Escuela de Altos Estudios Comerciales, del país galo.
Retornó a México y poco después estudió agricultura por la Universidad de California, en Berkeley.
En 1904 decidió participar en la política y contribuir a la transformación democrática del país.
Publicó el libro La sucesión presidencial en 1910, que tuvo hondas repercusiones en la política nacional.
Se convirtió en un destacado líder opositor del gobierno dictatorial de Porfirio Díaz.
Fundó el Partido Nacional Antirreeleccionista y fue electo como su candidato para competir por la Presidencia de la República frente a Porfirio Díaz.
En junio de 1909, Madero inició uno de los episodios más emblemáticos de su vida y de la historia de México.
Sus giras políticas cimbraron al país.
Recorrió varias ciudades y encontró un enorme eco en los sectores sociales excluidos por la política porfirista.
En plena campaña electoral, Madero fue encarcelado en San Luis Potosí. Así Porfirio Díaz instrumentó un fraude electoral para consumar su última reelección.
Madero denunció y documentó el fraude electoral, huyó de la prisión en la que estaba confinado y se dirigió a Estados Unidos, para preparar la revolución que estallaría el 20 de noviembre de 1910, como un movimiento que pondría fin al largo gobierno de Díaz y abriría una nueva etapa en la historia del país.
Madero fue electo presidente de la República y tomó posesión el 6 de noviembre de 1911.
Su gobierno trazó la pauta de profundas transformaciones.
Estableció la democracia.
Garantizó elecciones libres y el ejercicio de las libertades políticas.
Fortaleció a las instituciones públicas y comenzó a atender las demandas agrarias y obreras, al crear el Departamento del Trabajo y la Comisión Nacional Agraria.
Sin embargo, el gobierno de Madero enfrentó cuatro rebeliones.
Dos conservadoras, las de Félix Díaz y Bernardo Reyes, así como dos rebeliones populares, las de Zapata y Pascual Orozco que exigían a Madero acelerar y profundizar los cambios revolucionarios.
Finalmente, una quinta rebelión, un golpe militar fraguado por Victoriano Huerta en las filas del Ejército federal, estalló el 9 de febrero de 1913 y puso fin al gobierno democrático de Madero.
A pesar de ello, no concluyeron sus ideales de transformación, justicia y democracia, añade el abogado Jorge Alberto Ravelo Reyes, pero sí al desarrollo posterior de la Revolución mexicana.
Día de fiesta y solemne para la Nación.
La Bandera Nacional deberá izarse a toda asta.
craveloygalindo@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.