Genética Alcohólica y emocional, herencia maldita

De adicto a ADICTO

Genética Alcohólica y emocional, herencia maldita

Ernesto Agustín Salayandía García

Genética Alcohólica y emocional, herencia maldita

Salud

Diciembre 17, 2022 17:25 hrs.
Salud Nacional › México Chihuahua
Ernesto Agustín Salayandía García › Divergencias Informativa

2,250 vistas

Soy una Madre muy preocupada, ya que tengo un hijo de 22 años, buen estudiante y trabajador me acaba de dar cuenta que ha fumado marihuana, ya que le encontré una pipa en su mochila, al principio me sentí desilusionada, triste, frustrada y con mucha rabia. Me senté con él a platicar y sin pelos en la lengua, le pregunte, me contesto que ha fumado solo por uso recreativo, que se sintió bien que también su novia lo hace y que todo mundo fuma, ya que hoy en día, la marihuana es más barata que el alcohol y los cigarros. Por lo tanto le pido un consejo de una madre muy preocupada. Gracias por sus artículos siempre los leo todos los domingos y lo felicito, por haber retomado su vida normal.

Sin más por el momento
Una madre preocupada.

En mi diario vivir, me toca recordar mi pasado, mis días de tormenta, inciertos, nublados, oscuros, con relámpagos, veo a mi madre, veo su riostro invadido de dolor, tristeza y decepción, su voz baja, quedita llena de miedo frustración, ahí está invadida de impotencia, desesperada y angustiada por mi triste realidad.- Un drogadicto compulsivo en decadencia.- la veo todos los días, en esas mujeres que me hacen el favor de escribirme y platicar las andanzas de sus hijos, que me llaman por teléfono o me contactan por whatApps o Messenger, expresan la cruda realidad del infierno que están viviendo, el que yo viví e hice que vivieran mis seres cercanos, veo, mi enfermedad en potencia, que para mí, es perra, perra brava, cruel, progresiva, contagiosa, de por vida y yo la llamo, La Saliva del Diablo.

La negación e ignorancia por delante

Estoy en contacto con mi enfermedad, ayudando a otros, comprendiendo que no es un resfriado, ni algo pasajero, esta enfermedad, la mía, es muy compleja, es física, mental, emocional, espiritual y tiene que ver con la personalidad, es una enfermedad genética, recibimos una herencia de genes neuróticos y emocionales, somos en gran parte como eran nuestros antecesores y la ansiedad es un termómetro y una característica que no se nos enseñan a manejar repetimos la misma historia, nuestros hijos y nietos, nacen con la predisposición alcohólica son como yo, en muchos aspectos.

Son millones de seres humanos los que mueren en el mundo a consecuencia de esta enfermedad, que no solo es alcohol y drogas, es mucho más que eso, pretendo despertar en ti gentil lector, una profunda conciencia para proteger a tus hijos, con estos mensajes, que tienen estas palabras, este texto, un alto espíritu de prevención, ese es el objetivo, entregarte una guía que evite que tus hijos sean víctimas de esta enfermedad y quiero decirte, que la prevención, si funciona y puede salvar la vida de cualquier persona.

Los niños y jóvenes están muriendo, cayendo como moscas, muertos en vida, sufriendo y haciendo sufrir a sus seres cercanos, no he visto a nadie que le gane y esta enfermedad es de fondos, un adicto y la familia, debemos de tocar fondos.

Un verdadero infierno

No puedes imaginar la extrema angustia que sufre una madre cuando su hijo no ha llegado a dormir y son las 5 de la mañana, que ya lo corrieron del trabajo, que es un desastre en el manejo de sus relaciones de pareja, que está usando otras sustancias, aparte del alcohol, que es un verdadero mentiroso, está completamente abandonado de sí mismo, que es un cero a la izquierda, lleno de soberbia, incapaz de tener humildad para pedir ayuda, te da un verdadero infierno, entras a un callejón sin salida y tú puedes evitarlo y si por desgracia eres víctima de la enfermedad de tu esposo e hijos, esta guía te será muy útil, pero acuérdate de dos cosas: Hijos pequeños, pequeños problemas, hijos, grandes, grandes problemas.- Más vale crear costumbres que corregir mañanas.

Si tus antecesores, fueron neuróticos, bipolares, instables, de poca comunicación y nula convivencia, si fueron alcohólicos, drogadictos, farmacodependientes, depresivos, codependientes, sumisos, si lo fueron, tu tendencia, es relacionarte con parejas toxicas cortadas con el mismo perfil, jirafa con jirafa, un roto para un descosido y tus hijos, son candidatos seguros a caer en las adicciones y en las conductas toxicas y cuáles son, estas características de la enfermedad, pues son las siguientes.

Mal de muchos....

Mentiras, actitudes infantiles, inmaduras, irresponsabilidad, el postergar, fodonguez, es decir, el abandono en sí mismo, desmotivación, autoengaño, autoestima baja o nula, depresión, frustración decepción de uno mismo, buscar culpable y lavarse las manos ante cualquier problema, indecisión, vacío espiritual, justificación de la vida ingobernable, envida, meterse en lo que no te importa, no cerrar círculos, evadir realidad y responsabilidades, soberbia, egocéntrico, prepotencia, mala educación, pereza física y mental y todo un cumulo de mediocridad que distinguen a un enfermo emocional.- Quieres eso para tus hijos?- Tú puedes evitarlo- La mayoría de los fracasos matrimoniales y en todos los sentidos, tienen que ver con la herencia genética y las conductas toxicas de los individuos. - Una adicción, es algo que no puedes evitar, no puedes controlar, hay adicciones a las personas, se llama codependencia, a las mentiras, a postergar y ser el hombre del mañana, adicto a la pereza, a los aparatos electrónicos, al gimnasio, que es vigorexia, al juego ludopatía, a la farmacia, que es farmacodependencia, a diversas sustancias químicas y naturales, cuya gama es sumamente extensa, se llama, adicción a las drogas, al consumo exagerado de bebidas embriagantes, es alcoholismo, a fumar, tabaquismo, hay adicciones al sexo, a la masturbación, a la pornografía, a robar, a matar, a hacer daño, la variedad de acciones es muy amplia y como padres las podemos evitar y el mejor antídoto de las adicciones y de las conductas toxicas, es el ejemplo.

Quien tiene el poder de información, tiene el poder de decisión

En mi recuperación, he escrito más de mil artículos diferentes relacionados con mi enfermedad, temas que he investigado y que he entrevistado a otros adictos y que hoy comparto contigo con ese afán de que hagas de tu hijo un líder, libre de sustancias y de conductas toxicas a grandes males, grandes remedios, si tú te aplicas y te informas, puedes salvar tu matrimonio y la vida de tus hijos, cualquiera que quiera, ahí no se queda.

Esta es mi experiencia, mis conocimientos, lo mejor de mí, que te entrego, si me ha funcionado a mí, habrá de funcionarle a otros y he prendido, que lo mejor de la vida, es la libertad. Como padres cometemos severos errores que dañan de por vida la estructura emocional, física, espiritual y sin duda moldeamos la personalidad de nuestros hijos y nos justificando, nadie nos enseñó a ser padres, pero eres ignorante, nefasto si fumas delante de los niños, la nicotina despierta impresionantemente la ansiedad, y tal vez, el niño no fume, no tome, pero es candidato a ser un neurótico empedernido, maniaco depresivo, candidato al suicidio y estas niñas madres de 13 a 16 años, o madres solteras menores de 20 años, se formaron en un hogar lleno de gritos, sin amor, ni comunicación, recibieron un pésimo ejemplo de sus padres y abuelos, repiten patrones de conductas, andan de los brazos de uno a otro, se embarazan y tienen hijos como las tamaleras, de dulce, chile y frijoles, es decir, de padres distintos, la decadencia de la sociedad es palpable y ante la pérdida de vidas por los suicidios, por las sobredosis de drogas, por congestiones alcoholadas, por violencia y más violencia doméstica.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.