Insultan y lastiman a los viejitos en la clínica No. 96 del IMS

* Personal administrativo irrespetuoso con las personas de la tercera edad, sufren de neurosis dicen viejitos *El director del IMSS Zoé Robledo brilla por su ausencia en el instituto, pero cobra puntualmente su quincena

Insultan y lastiman a los viejitos en la clínica No. 96 del IMS

alfredo contreras prado

Insultan y lastiman a los viejitos en la clínica No. 96 del IMS

Salud

Agosto 18, 2022 11:52 hrs.
Salud Municipios › México Ciudad de México / Iztapalapa
alfredo contreras prado › diarioalmomento.com

978 vistas

Nezahualcóyotl, Méx.- En la clínica No. 96 del IMSS, ubicada en la esquina de calle Lázaro Cárdenas y Nicolás Bravo, colonia Nueva Santa Martha de este municipio, los adultos mayores son tratados peor que limosneros, sin importar si llegan en sillas de ruedas, con bastones o apoyados por familiares. Ahí, los empleados les gritan, los insultan y los califican de ’necios’ e ’ignorantes’.
A don Armando Rodríguez, quien vive en la colonia Valle de los Reyes, municipio de La Paz, no le quedó otra que sufrir la neurosis de los empleados de la ventanilla de Pensiones, en el primer piso, ya que a él y a otros 30 viejecitos les ordenaron bajar a la planta baja para que no estorbasen el paso de los empleados.
’Tengo úlceras varicosas, apenas puedo caminar, pero aquí no les importamos a estas personas. La mujer que está como jefa de Pensiones odia a los adultos mayores, tal vez pensando que nunca va a llegar a esta edad’, comentó don Armando, quien lamentó que dicha servidora pública grite a los ancianos y casi los empuje para que acaten sus órdenes.
A Víctor Manuel González tampoco le fue muy bien en estos días. Ya lleva un mes viniendo casi diario desde las 6 de la mañana y siguen sin aceptarle sus documentos para pensionarse por edad avanzada. ’Aquí siempre nos falta algo. El acta de nacimiento tiene que ser certificada, sin importar que la hayamos sacado ayer mismo de las máquinas que expiden documentos oficiales. Además quieren todo reciente, y me refiero a la clave CURP, Afore, comprobante de domicilio, Constancia de Situación Fiscal y credencial del INE, entre otros documentos’.
Dice que todos los días, desde hace un mes, se forma a las 7 de la mañana afuera de la clínica para ver si ’alcanza’ lugar, ya que la jefa de Pensiones, una mujer menudita pero agresiva, llega a las 8 y cuenta a 15 de los formados en la fila. Al llegar a ese número dice: ’Hasta aquí… Los demás retírense, porque no los voy a atender, y me importa muy poco si llegaron a las 5 de la mañana’.
Doña Evangelina tampoco puede caminar y comenta entristecida: ’yo llevo dos meses tratando de conseguir una respuesta por la pensión de mi esposo fallecido, pero estos empleados solo me regañan, no tienen corazón…’
A José León le ha ido peor que a los otros. Lleva 5 años y lo siguen trayendo a ’vuelta y vuelta’ pero jamás resuelven su caso. ’En 2018 me dijeron que sí entraba en el programa para pensionarme, sin embargo ya estoy perdiendo la esperanza. Aquí solo recibo insultos…’
Cabe destacar que este reportero platicó con más de 20 agraviados y todos se quejaron de la neurosis que padecen en la clínica 96 del Seguro Social. Algunos señalaron haber acudido de inmediato a poner su queja ante el director de la institución, sin embargo tal atrevimiento resultó inútil, ya que dicho funcionario rara vez se presenta a su oficina.
Por lo anterior, hicieron un llamado urgente al titular del Seguro Social, Zoé Robledo, para que vuelva la mirada a este lugar apartado del país y ordene exámenes psicológicos al personal de dicha clínica, donde los viejecitos solo reciben gritos y vejaciones.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.