¡Que conste,.. son reflexiones!

’Jodidos’, pero contentos

Sócrates A. Campos Lemus

’Jodidos’, pero contentos

Periodismo

Febrero 03, 2020 16:52 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › guerrerohabla.com

1,430 vistas

SIN DUDA LOS TAMALES DEL DÍA DOS SON PARTE IMPORTANTE DE LOS GORDITOS Y DE LAS LLANTITAS…

EN LOS TIEMPOS ACTUALES LOS ENFERMOS LUCHAN CONTRA LAS ENFERMEDADES Y LAS FAMILIAS LUCHAN POR NO ENTRAR DE LLENO EN LA MISERIA y si esto no lo entienden las gentes de la salud, pronto entraremos en una etapa de protestas y de confrontaciones…

La zona de China donde se manifiesta el coronavirus y se encuentra aislada es una de las de mayor producción industrial y movimientos financieros a nivel internacional de tal forma que se está afectando más del 35 por ciento de la producción del país destinada a los mercados internacionales, esto generará una enorme crisis de producción, financiera y social a nivel mundial y las consecuencias serán brutales para nuestras economías a menos que sepamos aprovechar las oportunidades que brindan las crisis…

Nadie podrá dudar de que la fuga del Reclusorio Sur de tres importantes miembros de la mafia de Sinaloa estuvo arreglada y contó con las complicidades de muchos políticos y funcionarios, y logrando su objetivo, pues ya ’vale grillo’ que se les vuelva a detener o no, el escándalo está hecho y en México no se castigan los delitos, se castigan los escándalos, o cuando menos eso era lo que pasaba anteriormente. No puedo asegurar de que Andrés Manuel López Obrador tiene alguna relación con la fuga, pero lo golpea y muestra la debilidad del sistema de seguridad y de la forma en que no tenemos ninguna garantía de que podremos controlarla, sin tener que hacer uso de los balazos sin abrazos,

Ahora como que nos sucede lo que se contaba como un chiste cuando era una realidad lo que sucedió. Resulta que un grupo de gentes de un pueblo llegaron ante el jefe de la policía y le reportaban un asesinato, pero el jefe de la policía estaba involucrado o bien temeroso de que al actuar podrían ejercer represalias, los asesinos, en contra de él y de sus familiares. Cuando llegaron los comisionados le dijeron que querían que fuera al pueblo para que ayudara a detener a los asesinos, y el tipo para sacarse del problema dijo que lo que sucedía es que en ese momento no tenía gente ni vehículos para hacerlo, los comisionados le dijeron que ellos lo acompañarían y que vehículos tenían en la ranchería, así que dijo que no tenía armas para ir, y los vecinos le dijeron que no se preocupara porque ellos tenían armas y las facilitarían a los comisionados para la investigación, ya sin argumentos, el jefe de la policía les dijo: ’Y bueno, cuéntenme cómo asesinaron al occiso? Y los lugareños le dijeron que le habían cortado la cabeza con un hacha. Entonces, el jefe de la policía, vio claramente la forma de zafarse del asunto y contestó: ’pues bueno, esto no es asunto de la policía municipal sino que es un asunto que corresponde a la policía forestal, por el uso del hacha en el asesinato’ y cuando vemos las declaraciones y las gráficas y los modelitos al estilo Carpizo que muestran para explicarnos cómo se fugaron los presos del penal del sur, pues nos recuerda mucho la explicación de ese jefe de la policía, pues, la realidad es que no quieren aclarar nada ni que se investigue a los responsables, y por eso dejan pasar el tiempo, para que se le olvide a la gente, total, es una realidad que los mexicanos nos zafarnos de los asuntos y nos distraemos o hacemos pendejos con otros distractores con tal de no entrar al tema adecuado.

A las bases de apoyo de Morena, miembros del infelizaje a los que por vez primera se atienden y se les brindan recursos sin más, pues todas sus reacciones son viscerales, y no hay más que la adoración que actualmente sienten por AMLO y, en tales condiciones, muchos clasemedieros solamente logran inflamar las pasiones de esos grupos, en su contra, porque no saben tampoco argumentar sus ideas y solamente hacen reclamos idiotas y bruscos que lastiman a los que somos del infelizaje nacional, bueno, digo que somos, aunque no hemos recibido la pensión de los viejitos, porque no nos han contestado, y así que seguimos esperando, cuando menos, esos pesos para comprar medicamentos, es decir, lo del ’agua al agua’ como dirían los viejos de mi pueblo. Y tendríamos que entender que los ricachones pues están de lujo y gratamente contentos porque todos esos recursos que dicen algunos clasemedieros, inflamados de coraje, son para ’comprar conciencias’, en la realidad solamente van de sus bolsillo a los bolsillos de los grandes multimillonarios que siguen mamando del presupuesto y recibiendo utilidades del infelizaje que compran productos que ellos venden. Negocio redondo, y así nos podremos explicar las enormes fortunas que andan por el país en pocas manos, producto del esfuerzo de las mayorías…

Y si de chingar se trata, diría el tío Lolo ’yo también soy de la orquesta’, pero el caso es que los tiempos cambian y solamente maman unos cuantos y a los demás nos entretienen con el dedo en la boca y, pues como somos agradecidos, pues nadie protesta, y seguimos pagando los tiempos y los puestos y presupuestos donde los multimillonarios siguen mamando del presupuesto nacional, pero claro, son los mismos que siempre han mamado, no hay caras nuevas y eso que se nos dijo a todos que terminaríamos con la explotación del neoliberalismo pero, continuamos igual de jodidos y engañados que siempre… y que no se enojen los que se deben enojar, porque al final de cuentas, ellos chingan y nosotros lloramos, así de injusta es la vida en los viejos y nuevos tiempos, total, para cambiar, hay que mantener todo igual…y, recuerden: Becerro que no brama, pues no mama…por eso los gritos de los ricachones cada vez que atentan contra sus intereses…



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.