La vida triste e inútil de un adicto

DE ADICTO A Adicto

La vida triste e inútil de un adicto

Ernesto Salayandía García

La vida triste  e inútil de un adicto

Salud

Agosto 22, 2022 20:08 hrs.
Salud Nacional › México Chihuahua
Ernesto Salayandía García › Divergencias Informativa

2,764 vistas

¿Qué es una adicción?
Es un síntoma, una sensación, voluntaria e involuntaria, que no puedes evitar, es una compulsión obsesiva, entre más te metes, mas quiere, tratas de parar y no lo logras, no se trata de alcohol y drogas, solamente, hay adicciones tan raras y especiales, como la adicción a las personas, se llama codependencia, te haces adicta al adicto, hay otras, a los aparatos electrónicos, a la pornografía, masturbación, sexo, violencia, a los fármacos, al casino, hay adictos, a las mentiras, a engañar, defraudar, al sufrimiento, al drama, también a la pereza, o a la comunidad, la adicción, es algo que no puedes evitare y el sello de distinción es la negación, no se acepta que tienes u problema mental, físico y emocional, la gran mayoría de las adicciones, se ejercen a escondidas, en secreto evitando que los seres cercanos sepan la verdad, así el borracho se empina la botella en su recamara, o la farmacodependiente se atasca de pastillas en el baño, o que decir del ludópata, que dice estar en un lado y cuando en verdad se encuentra cruzando apuestas lo mismo le sucede al marihuana, cocainómano, heroinómano, sexo adicto, en fin, la mayoría, maquilla su realidad.

Triste es la situación de los adictos a los fármacos que acuden únicamente con el medico por la receta, son adictos, por prescripción médica, léase entre comillas- La mayoría de los adictos vive entre tinieblas, en blanco y negro, secuestrado por sus pensamientos obsesivos, lo que yo llamo la loca de la azotea, hundido en sus crisis existenciales.

¿No quiere o no puede salir del hoyo?
Un fumador compulsivo, por ejemplo, como cualquier otro adicto, sabe el daño irreversible que se está causando en lo físico, mental, emocional y espiritual, incluso, se harta de su compulsión, toca fondos, de hecho, todas las adicciones te orillan a tocar fondo, pero por más que se quiere, no puede dejar el ’ maldito vicio’ ello obedece, a que el adicto es un ser toxico, mediocre, lleno de defectos de carácter, se justifica ante todo, es inmaduro, propiamente, él bebe eterno, por ejemplo, al borracho que lo corren de su trabajo, que su esposa lo demanda por el divorcio, que sus hijos se avergüenzan de él, se queda sin dinero, sin amigos, sin salud, pero eso sí, pegado a la botella, se le sugiere ir a un grupo de AA y se siente el ofendido, eso no es para él, lo mismo sucede con un adicto a la pornografía que dedica más de ocho horas a la pantalla, le roba tiempo sagrado, perturbando severamente su mente, al final, se queda solo, es incapaz de mantener una relación sana, por ello, es sumamente difícil que un adicto se recupere, no tiene la estructura, ni la convicción, mucho menos el poder de decisión, es un ser mal hecho que nunca aprendió a cerrar círculos y tuvo herramientas y técnicas para su recuperación, pero por soberbia, e ignorancia, no las aplica-

Perfil del adicto
Es un individuo solitario, sin amigos, se refugia en su recamara, su pequeña isla, ahí hace su mundo mediocre y no hay poder humano que lo saque del laberinto, hace lo mismo, esperando resultados diferentes, sufre por sus traumas existenciales, no le ha sido posible sanar sus heridas profundas del alma, arraigadas como si fueran tatuajes, carece de humildad, sensatez y autoestima, en lugar de creceré, se ha estacionado en el pantano de los mediocres, así, en ese mar de conmiseraciones puede pasar toda su vida, se ofende, si le dices que es un mediocre, nacido para perder, carece de luz, de amor propio, los fondos no son suficientes, nunca lo son, conozco una abuela borracha con un hijo drogadicto, metodista, con un nieto marihuana y prendido de otras sustancias, ella, como muchas familias ha sufrido de los amargos estragos que significa tener un drogadicto en casa aun así, no quiere ayuda ni va a un grupo de Alcohólicos Anónimos, ni nada de nada, el camino, es perder la brújula cada vez que no puede controlar los abusos por su manera irresponsable de beber.

Yo soy el príncipe que se convirtió en sapo
Comencé a enamorar a mi mujer con detalles, muchos detalles como arreglos florales, tarjetas emotivas, peluches, regalitos, mis frases eran toda una exposición de ternura.- Mi vida, pedacito, corazón, chiquita, cariño, mi reina, pedorrita, me desvivía con mi lenguaje oral y corporal, propiamente era yo, la ternura andando, le abría la puerta de carro para que se subiera, igual, jalaba la silla del restaurante para que se sentara, si iba al baño, la acompañaba, nos bañábamos juntos, andábamos morreando como lo que éramos, o lo que yo aparentaba, pero la verdad de las cosas, yo jugué la parte, fui falso, hipócrita, mentiroso, con el tiempo, el alcohol y la cocaína me trasformaron, hubo un gran cambio en mis frases hacia ella, ya no le habla con dulzura, ahora, eran insultos.- Eres una inútil, no sirves para nada, idiota, tú no sabes nada, estúpida, me tienes hasta la madre y así me la pasaba humillándola, ridiculizándola, hostigándola, agrediéndola, me adueñe de su vida, yo la secuestre con mi neurosis, fui un sapo, el típico macho mexicano, trasformado por las sustancias, carácter y defectos, que por supuesto, ni reconocía, ni quería ver, estaba yo tan lleno de soberbia, que me llegue a sentir la víctima, cuando fui yo el victimario.

Las adicciones detonan la neurosis
Tener un drogadicto en casa, propiamente es una maldición, la casa se convierte en un costal de perros y gatos, los insultos, agresiones, provocaciones están a flor de piel y todos los adictos, somos, mecha corta, explosivos, agresivos, lo mismo el marihuano, que dice que la hierba es medicinal, se convierte en un verdadero cavernícola emocional, como el maniaco depresivo o el ludópata, hay que entender que somos enfermos emocionales, egocéntricos, hipersensibles, gente rara que no sabe manejar sus emociones y menos secuestrado por las sustancias o atrapado en las conductas toxicas de una adicción, lo difícil, es aceptar la magnitud de la enfermedad, el reto es la óptica transparente, verdes a uno mismo con honestidad y trabajar el cumulo de defectos de carácter, un adicto, es un guerrillero en potencia, daña a más de 20 personas a su alrededor, el daño puede ser toda la vida, mientras el dependiente lo permita, pera hay que aclararla esposa o la mama de un drogadictos, se hacen adictas al adicto y la enfermedad los atrapa todos por parejo.

Los orígenes de las adicciones
Los niños nacen predispuestos a adquirir las enfermedad emocionales, la genética se trasmite de una generación a otra, la compulsión se nace con ella y se afianza en los hogares disfuncionales, hay tantos errores que cometemos los padres que directamente empinamos a nuestros hijos al laberinto del sufrimiento, los hacemos, inseguros, miedosos, acomplejados, resentidos, les damos un pésimo ejemplo, bebemos y fumamos delante de ellos, muchas padres, les damos a los niños a probar o a tomar cerveza, no nos importa el lenguaje que usamos como pareja nos insultados, nos faltamos al respeto, no fomentamos los buenos hábitos, ni cosechamos los valores, como el respeto, la honestidad, nos olvidamos de los códigos de ética y guiamos a los hijos, por los caminos de la mediocridad, los descuidamos, en muchos casos, lo dejamos al cuidado de las nena electrónica y no nos percatamos quienes son sus amigos, ponemos el grito en el cielo, cuando el hijo, ya de prendió de la marihuana y bebe cerveza todo el tiempo.

Nos asusta y mucho cuando empiezan a tocar fondos, como accidentes, la cárcel o desertar en la escuela, sufrimos las consecuencias, cuando ya es demasiado tarde y ser un drogadicto, es un camino fácil, entrar a él es de lo más sencillo, lo difícil es salir del infierno, que es muy difícil, pero no imposible, pierdes familia, esposa, hijos, trabajo, lo pierdes todo, difícilmente lo recuperas.- Hoy no tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo.-


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.