EN LAS NUBES

Las ocurrencias, ensayo y error

Carlos Ravelo Galindo

Las ocurrencias, ensayo y error

Política

Julio 20, 2020 22:31 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › Club Primera Plana

831 vistas

Es hora de bajarse del tren del miedo para resolver la crisis económica. Los meses de confinamiento, la pérdida de miles de vidas, la crisis económica provocada por la pandemia, además los temblores, han agravado los problemas en nuestro país. Es momento de mirar hacia adentro, desarrollar una relación con nuestra respiración que tiene efectos calmantes y recuperar la confianza. No queda de otra que luchar por la sobrevivencia con la frente en alto y el espíritu en modo optimista. Dejemos a la sicóloga doña Rosa Chávez Cárdenas hablar de ello. Puntos de vista aceptables y compatibles.
Por cierto, doña Rosa Chávez Cárdenas ganó el Concurso de Cuento Biestatal Jalisco-Colima 2020.
El Ayuntamiento de San Gabriel, Jalisco, realizó el pasado viernes 10 de julio, por la tarde, la premiación del XIV Concurso de Cuento Biestatal Jalisco-Colima 2020.
El fallo del Jurado se llevó a cabo como todos los años cuando se celebra al escritor Juan Rulfo, autor de ’El Llano en Llamas’.
Muy merecido. Punto.
Tan enfrascados estamos en la pandemia que olvidamos la importancia de perder el sentido de libertad.
Cuando la psique está en modo de supervivencia, hasta la respiración pierde su ritmo.
El estado de alerta los desconecta de la respiración por estar atrapados en el miedo, pendientes de que aparezca el enemigo, listos para correr o pelear, el problema es que el coronavirus es invisible.
Los gobiernos en modo dictadura con el pretexto de cuidarnos, promueven cada ocurrencia y tratan a los ciudadanos como si fueran ignorantes. Lanzan campañas con altos costos: como lavarse las manos, colocarse el cubrebocas y medidas personales.
Se sienten tan dueños de la verdad que promueven otra campaña para la fase tres, tan ingenua, como para niños de primaria. ’Vestimenta recomendable’: recoge tu cabello, utiliza cubrebocas, blusa y camiseta de manga larga, lleva contigo gel antibacterial, pantalones y botas.
Corta la barba y no utilices aretes, ni collares porque se puede alojar el virus. Para la recuperación económica, son tantos los requisitos para abrir negocios que pocos los pueden cumplir, la mayoría están en bancarrota.
Un tapete de plástico con agua, termómetro para tomar la temperatura, como si fueran a consulta al doctor, gel para las manos y cubrebocas.
El ingreso está prohibido a los mayores de 60 años y solo puede entrar una persona por familia, si es que el portero aprueba la entrada, después de mirarte de arriba a abajo como si fueran a ingresar al antro más famoso.
Los meses sin recibir ingresos, y los gastos continúan, el pago de la renta en una plaza oscila entre los 100 y 50 mil pesos, para los locales pequeños.
Más los impuestos y el salario de los empleados, de manera que muchos mejor bajaron la cortina, con la tristeza de cerrar su negocio que por años fue parte de sus afectos.
Otro requisito absurdo, los obligan a cerrar a las 7 p.m. como si el virus saliera de noche, en algunas ciudades hasta impusieron toque de queda.
La anarquía de los gobiernos encantados de soñar con obediencia estilo castrista.
Con estas medidas, lo que hacen es correr a los pocos clientes que salen a dar un paseo después de meses de encierro. Pero, el gobierno presume que apoya en la recuperación económica, cuentan con cantidad de inspectores para sancionar por cualquier insignificancia.
No dejan recomendación, es multa en efectivo y son bastante costosas o les cierran el negocio.
La gente no dejará de comprar, vivimos en la cultura consumista, los negocios online atrapan el mercado y se vuelven los más poderosos.
Para regresar a las aulas, no faltan las ocurrencias, las universidades van a dar opción de elegir, vía online o presencial.
Muchos papás han comentado: ’si es online que nos cobren el cincuenta por ciento’ La educación básica: primaria, secundaria y preparatoria, se les ocurrió, que sea en las aulas un día si y otro no y todas las clases con cubrebocas.
Los niños se defienden: ’no aguanto el cubrebocas, el aire caliente me nubla la vista. Siento que me asfixio y no puedo hablar’ Definitivamente el modo online no agrada a la mayoría de las madres que trabajan, tienen que estar al pendiente de sus hijos, se complica sin socializar con sus compañeros.
Las escuelas públicas no pudieron cumplir por falta de recursos en las zonas marginadas.
El reporte nacional ’Mitigando el impacto de Covid-19 sobre los aprendizajes’ de Xaver, A.C organización civil que promueve evidencias científicas para las políticas educativas.
Concluyeron que la falta de clases regulares impactará en el aprendizaje de los niños, los que no cuentan con conexión a internet y padres que no tienen escolaridad, ni disponibilidad para acompañarlos.
Además de dimensionar el impacto de la escuela presencial y la crisis económica de sus padres, la organización hace un llamado al Estado a mitigar el golpe educativo.
Es momento de mirar hacia adentro, desarrollar una relación con nuestra respiración que tiene efectos calmantes y recuperar la confianza. No queda de otra que luchar por la sobrevivencia con la frente en alto y el espíritu en modo optimista. craveloygalindo@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.