Lectura política

Las presiones que cierran

Noé Mondragón Norato

Las presiones que cierran

Periodismo

Abril 09, 2019 19:59 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

396 vistas

Hay dos escenarios que comienzan a reventarle al presidente López Obrador: el aumento al salario mínimo que no impactó significativamente en aquellos trabajadores que ganan más de 10 mil pesos mensuales -pero que los afecta por el aumento a la inflación-; y la imposibilidad de acabar con la Reforma Educativa de Peña Nieto, con el fin de abrir paso a la propuesta educativa de la Cuarta Transformación. Basta con ver de lleno la película completa.

PRESIONES, ACTORES Y COYUNTURAS. – A pesar de que AMLO decretó la derogación de la Reforma Educativa en diciembre pasado, esta sigue caminando por los mismos rieles priistas que la vieron nacer. Y le ha generado otros problemas: 1.- Los ajustes a la Reforma Educativa se discuten en el Congreso de la Unión. Y por eso los plantones y bloqueos magisteriales de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) se han incrementado notoriamente. AMLO y los diputados federales ya cedieron en dos demandas magisteriales que forman la columna vertebral de la Reforma peñanietista: cancelar la existencia del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). Y también, el Servicio Profesional Docente. Lo anterior implica desaparecer las evaluaciones a profesores para acceder a una plaza docente. En su lugar proponen otros procesos y mecanismos de selección. Y ahí es justo donde la CNTE no quiere ceder. Plantea que ’sea eliminada toda posibilidad de que sus agremiados puedan ser medidos para acceder a una plaza, las cuales serán entregadas de forma automática a los egresados de las escuelas normales’. Es decir, si se gradúan deficientes de las normales públicas, así se presentarán a dar clases frente a grupo. Lo cual es una aberración. Un retroceso. Y entonces los filtros tendrían que ser más rígidos en el acceso y expedición de fichas en las normales. Menos alumnos, a cambio de mayor calidad en la enseñanza. Y reprobar desde ahí, a quienes no demuestren la vocación docente. 2.- La CNTE intenta poner literalmente de rodillas al presidente. Asume que ’las promociones laborales, los nombramientos y los incrementos salariales también sean decididos por los propios maestros, mediante mecanismos establecidos por el gremio’. Lo anterior significa que el gobierno subsidiará salarios. Y todas las reglas del juego quedarán en manos del magisterio. Sin que el gobierno federal intervenga. Será un simple observador. Es el equivalente a crear cacicazgos y feudos magisteriales. Incluso, peores a los que han existido en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro). ¿Qué gobierno podría ceder a demandas ciertamente, tan desproporcionadas? Por eso mismo, el propio AMLO ya mandó claro el mensaje: ’si no se llega por el camino del diálogo, a un acuerdo extraordinario, voy a dejar las cosas como estaban’. Es decir: que siga vigente la Reforma Educativa del anterior sexenio priista. 3.- A toda esta batahola se han sumado otros actores. Una que presiona con fuerza ya sacó la cabeza: la exdirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, quien calificó las adiciones propuestas por la Cuarta Transformación en materia educativa, como ’una reformita que no esperábamos’. Lo que muy en el fondo obligó a la maestra a salir de su prolongado silencio, es que desea retornar como dirigente del SNTE. Pero el gobierno de AMLO ya propuso que las dirigencias sindicales magisteriales atraviesen el filtro del ’voto directo, secreto y universal’. De presumible aliada política de AMLO en la pasada elección presidencial, la Gordillo aparece ahora como virtual personaje contestatario a la figura presidencial. Ello explicaría una doble vertiente dentro de su potencial accionar: no observa liderazgos fuertes al interior del SNTE. Y eventualmente, podría convertirse en aliada de su antiguo y verdadero partido político, el PRI. Con toda esa caballería en el campo de batalla, AMLO parece por momentos, acorralado. A partir de aquí comenzará a mostrar su talante como presidente opositor. O declinará ante esas fuerzas.

HOJEADAS DE PÁGINAS…El bloqueo magisterial de ayer lunes, confirma que la CNTE va por todo. Y esta vez, el gobierno estatal de Héctor Astudillo, declinó enviar a su policía estatal, con el fin de operar el desalojo de la Autopista del Sol. Así como lo hizo la semana pasada con los trabajadores del ayuntamiento de Chilpancingo. Lo cual confirma que el mandatario estatal aplica selectivamente no solo sus rencores, sino que mide también la fuerza de la protesta social para actuar en consecuencia. Qué tal.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.