Nasser, el hombre de su tiempo y de todos los tiempos

Comentario a Tiempo

Nasser, el hombre de su tiempo y de todos los tiempos

Teodoro Rentería Arróyave

Nasser, el hombre de su tiempo y de todos los tiempos

Periodismo

Agosto 02, 2022 00:56 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Teodoro Rentería Arróyave › tabloiderevista.com

11,684 vistas

Para Arnau Rentería Vila, el nieto Benjamín de la familia, en su día cumpleaños, once exactos. Desde aquí hasta San Feliu de Codines, Catalunya, donde se encuentra con sus abuelos maternos, Paquita y Joan, las felicitaciones de sus abuelos paternos, Silvia y Teodoro. Por tu futuro de estudios y éxitos,

El Siglo XX fue pródigo en líderes que trascendieron el ámbito de sus naciones para convertirse en internacionales, en esa gama de grandes personajes de la historia está ubicado Gamal Abdel Nasser, cuya vida relatada y analizada en forma brillante, precisa y sucinta nos la ha obsequiada el doctor Luis García y Erdmann, nuestro par en la Academia Nacional de Historia y Geografía patrocinada por la Universidad Nacional Autónoma, en una obra que él designa como ensayo y titula ’Nasser el hombre de su tiempo’.

Fue una espléndida velada en el aula magna de nuestra institución, la presentación del libro de García Erdmann, misma que se inició con la muy atinada e inteligente presentación de nuestra presidenta maestra, Elizabeth Rembis Rubio.

En la parte segunda, así la designó ya que el auto evita la división en capítulos, escribe lo que se podría considerar como el proemio, mismo que reproducimos, puesto que es una invitación a leer la obra completa:

’Para marcar el 50 aniversario del fallecimiento del Rais -líder-, Gamal Abdel Nasser, escribo este ensayo como admirador de uno de los estadistas más famosos del siglo XX, el gran presidente de Egipto que falleció el 28 de septiembre de 1970. Su muerte me llevó a viajar a El Cairo, a título personal. Si bien el avión en que viajaba suspendió su vuelo en Atenas pues el aeropuerto cairota sólo estaba abierto para recibir a las aeronaves de los numerosos jefes de Estado y Gobierno por la ocasión, -llegué un día después de las exequias, con lo que quizás evité ser aplastado por aquella muchedumbre calculada en más de 5 millones de personas- de dolientes egipcios que le dieron un adiós multitudinario al grito de: ’¡No hay más Dios que Allah y Nasser es su bien amado… todos somos Nasser!’

El Rais Nasser, gobernó Egipto entre 1954 y 1970 tras varias elecciones, durante la convulsionada época de la Guerra Fría. Destronó, junto con el general Mohammad Naguib, a la corrupta monarquía encabezada por el rey Faruk, el 23 de julio de 1952 y proclamó la República, nacionalizó el canal de Suez desde Alejandría el 26 de julio de 1956, lo que motivó la agresión tripartita franco-británica-israelí. Combatió la pobreza, el analfabetismo de su pueblo y propició la reforma agraria y la modernización del país. Cofundador del neutralismo positivo en Bandung, Indonesia en 1955, fue un paladín que luchó contra el colonialismo y por la emancipación de los pueblos árabes, africanos y asiáticos.

Ferviente impulsor del panarabismo lo llevó a establecer junto con Siria la República Árabe Unida en 1958, y fiel pilar de la lucha por la restitución de los derechos de los palestinos, enfrentó la agresión israelí en junio de 1967. Líder del panafricanismo fue uno de los fundadores de la Organización de la Unidad Africana en Addis Abeba. A él se debe la construcción entre 1960 y 1970, de la mega presa de Aswan. ’Saad El Aali’, ahora conocida como Lago Nasser.

Gamal Abdel Nasser falleció de un infarto, tras las extenuantes negociaciones que condujeron a la suscripción del Acuerdo del Cairo, el 27 de septiembre de 1970, que puso fin al enfrentamiento de Jordanos y palestinos. El Rais dejó un vacío en Egipto, en la arena internacional y en su compromiso del no alineamiento, que no ha podido ser llenado’.

Nosotros, en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, en la década de los 50s, como estudiantes participamos por vez primera en manifestaciones callejeras y en pintas, fueron a favor de Egipto en su legítima soberanía del Canal de Suez y al mismo tiempo en apoyo a la independencia de Argelia.

Nuestros gritos y nuestras pintas, que todavía hace unos cuantos años se leían en los muros y postes de la calle de Donceles, decían: El Canal de Suez para Egipto. Viva Argelia, Muera Francia. Eso nos costó a mi hermano Fortino Ricardo+, a otros compañeros y al autor ser detenidos y confinados en las mazmorras del Servicio Secreto de las calles de Revillagigedo en el Centro Histórico. Nos rescató el respetado abogado y luchador social, Rubén Salazar de ilustre memoria.

Seguramente enterado de ese episodio de lucha, nuestro coacadémico, plasmó en su libro esta amable dedicatoria: ’Para Teodoro Rentería Arróyave con aprecio, y un ejemplo en el periodismo de siempre’ Luis García Erdmann.

Periodista y escritor; presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana, Doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org, y el portal irradia noticias.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.