En las nubes

Nueva anormalidad

Carlos Ravelo

Nueva anormalidad

Periodismo

Junio 17, 2020 23:57 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo › tabloiderevista.com

757 vistas

Carlos Ravelo Galindo, afirma:
Cuando algún escritor y periodista renombrado, como hacemos de continuo, nos platica de planes del gobierno sobre el ’bichito’—virus—que afecta al mundo, lo compartimos con nuestros amigos.
Y sobre lo virtual, en boga, doña Rusia MacGregor González, desde Colima, reflexiona:
’Definitivamente ya estamos en plena era cibernética.
Bueno, malo, excelente.
Siempre habrá peros de alguien inconforme.
¿Estamos más unidos?
Si, en cuanto a la facilidad de podernos a través de estas maquinitas que finalmente nos permiten una comunicación inmediata.
Años ha, escribíamos a mano, poníamos la carta en un sobre, timbres para su envío terrestre o aéreo y esperábamos impacientes al cartero que traería la contestación.
Ese tiempo quedó atrás.
Hoy, independiente de la rapidez con la que podemos estar en comunicación en un instante, somos pocos los que expresamos con romanticismo epistolar nuestro pensamiento.
Junto con este ’modernismo’, también regresamos a la época de los signos: caritas sonrientes, enojadas, tristes, pensativas...y tantas otras figuras como sean necesarias.
Ya nos alcanzó el futuro.
Lo importante es estar comunicados y expresar en nuestro propio lenguaje lo que pensamos, lo que sentimos y no permitir que la inteligencia artificial nos vete y decir a nuestros seres queridos como lo son nuestras familias y todos nuestros seres querido como lo son los amigos, que aquí estamos con el mismo amor de siempre. Besos. Un bonchi, como dicen en mi tierra y significa muchos’.
Y don Fernando Alberto Irala Burgos explica.
Mientras circulan versiones, no consejas, sino teorías de científicos prestigiados, que calculan un ocultamiento de las cifras reales de contagios y muertes, nuestro país empieza a tener récords negros.
Duración de la pandemia. Letalidad del virus. Víctimas en edades tempranas.
Nos adelanta don Fernando Alberto Irala Burgos y dice, con conocimiento, que antes de que tenga lugar el tantas veces anunciado pico en la pandemia que azota el mundo y a nuestro país, se han puesto en marcha los planes gubernamentales para que el país se reincorpore a sus actividades, de acuerdo con un semáforo tetracromático.
Rojo, naranja y verde, como para que se entienda bien.
Por lo pronto, medio país ha abandonado la tonalidad roja para ubicarse en la naranja, la primera en que se intenta el retorno hacia algo que se ha llamado ’nueva (a)normalidad’.
A todas luces al término se le ha caído una letra, pues todo lo que se planea ocurre en escenarios que nada tienen de normal, son bastante anormales.
Pero así ha sido todo en México en el tratamiento de la amenazante epidemia. Las primeras víctimas del virus han resultado las palabras y su significado.
Cuando el virus se desplazaba desde Asia a Europa, y los primeros brotes ocurrían en Estados Unidos, aquí se nos decía que no pasaba nada, y se nos incitaba a seguir con nuestra vida cotidiana, en vez de aprovechar el tiempo que la geografía nos regalaba para concientizar a la población y capacitarla en la prevención del contagio.
Luego, cuando empezó a pasar en México, igualmente se minimizó el riesgo, con lo cual se potencializó el daño y se obstaculizó la disciplina social.
Más tarde se nos engañó con la supuesta pronta ocurrencia del pico epidémico, e incluso se adelantaron fechas en la predicción.
Ese pico, nos dicen ahora, en realidad está por venir, pero ya terminamos la llamada Jornada de ’sana distancia’, aunque ello no signifique que ya no haya que mantener ésta. Por el contrario.
Como en el cuento de ’Pedro y el lobo’, ya no se sabe cuándo creer en las alarmas y qué creer de ellas.
Todo ello mientras nos encaminamos a la nueva anormalidad. De sus implicaciones hablaremos en otra ocasión.
craveloygalindo@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.