Transparencia política

Oficio de santos

Oficio de santos
Política
Octubre 02, 2023 01:11 hrs.
Política ›
Erwin Macario › tabloiderevista.com

467 vistas

La presencia del maestro José Luis Martínez S. —director del suplemento cultural Laberinto, del diario Milenio—, en el Seminario ’El Nuevo Periodismo y los Géneros Híbridos’, si bien fue un remanso en el mundo de la violencia y desorden que los medios transmiten, también fue ’una aproximación, una mirada’ a lo que es la información.
’Radiografía muy puntual, ante los cambios vertiginosos’, calificó Mario Cerino Madrigal, moderador de la conversación —como la llamó el conferenciante—, la disertación del periodista autor de libros y de la columna ’El Santo Oficio’.
En realidad, desdoblamiento, fue un acto de necesario exorcismo a un periodismo preso, en gran parte, del miedo al cambio, a la tecnología, o al deslumbramiento que ésta provoca.
José Luis Martínez ofició, como lo hace su alter ego, el cartujo. Y fue, más que el monje silencioso, el monje guerrero resguardando el grial de la prensa.
Viernes y sábado, fueron las palabras del autor de Herejías —su más reciente libro— fórmulas no inquisitorias sino sanadoras, de limpieza en los medios informativos, cuando se habla de la crisis en el periodismo cultural.
En ’ésta (que) es la parte del mundo en que el piso se sigue construyendo’ —Carlos Pellicer dixit—, José Luis reitera que no se puede construir nada sin una base firme y si el piso más reciente del edificio periodístico se enriquece con las nuevas tecnologías, medios y periodistas no se pueden sustraer al cambio.
El ponente final del seminario organizado por el Ayuntamiento de Centro —en el que participaron, en dos módulos anteriores, Álvaro Ruiz Abreu y Humberto Musacchio—, es uno de los periodistas académicos que llegó a la prensa escrita ’en los últimos coletazos del linotipo y de la máquina de escribir’ —en la que nos formamos muchos de los que recuerda en su libro La vieja guardia. Protagonistas del periodismo mexicano— y si bien califica de vertiginoso los cambios, alienta a quienes incursionen en este campo
Exorcizó a los demonios del boletín íntegro, a los que se dan copias de sus trabajos y nunca obtienen una exclusiva, a las falsas noticias que nadie es responsable porque se perpetran desde el anonimato y se difunden y cobran fuerza por retomarlas comentaristas y medios pocos escrupulosos…
La mención de escritores y periodistas que han dado el piso firme al periodismo en general y al —ejercicio de prensa en la cultura, nos reafirmó lo que sustentó: un periodista nunca puede evitarse la memoria, dejar de conocer lo que pasó.
Y en ese archivo trajo al columnista-reportero, porque mencionó su nombre, al gran Renato Leduc, tan cercano a Tabasco y los recuerdos del Café del Portal. Don Renato —al igual que Juan Rulfo— murió el mismo año en que José Luis Martínez S. empezó a publicar su columna El Santo Oficio: 1986.
Con Kapuscinski, que citó al igual que a Gabriel García Márquez, el conferenciante nos dio la certeza que el periodismo es un oficio de santos, de buenas personas, aunque quien lo reitere sea el autor de El Santo Oficio.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Oficio de santos

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.