Pandemia política - Lectura política - Chilpancingo - tabloiderevista.com

Lectura política

Pandemia política

Noé Mondragón Norato

Pandemia política

Periodismo

Agosto 19, 2021 22:09 hrs.
Periodismo Nacional › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

6,401 vistas

De cuatro años que le correspondía ejercer como rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Ascencio Villegas Arrizón alcanzó a cubrir solo dos y medio. Murió de cáncer cerebral la mañana del domingo 28 de octubre de 2012. Pero Javier Saldaña Almazán, que era el prospecto más fuerte para sucederlo, se frotaba las manos para fungir no como rector interino por el año y medio restante, sino por los cuatro completos. Se acordó designar entonces como rector interino por seis meses —de octubre de 2012 hasta abril de 2013—, a quien era secretario general académico, Alberto Salgado Rodríguez. Quienes respaldaban a Saldaña en ese proyecto, se abocaron a reformar con urgencia, el estatuto universitario. Para que hiciera campaña electoral en solitario y tomara protesta por cuatro años a partir de abril de 2013. Sin oposición interna, aquellos planes cuajaron. Hoy simplemente, se reciclan dichos escenarios. El pasado priista autoritario no se ha ido de la UAGro.
TODO EL PODER. – Si de groseros manoseos a los reglamentos internos de la UAGro puede darse una referencia precisa, estos recaen en la corriente Fredeuag. Y en el Grupo Universidad por Guerrero, que aglutinó a los ex rectores desempleados. A cambio desde luego, de la asignación de jugosas prerrogativas y pagos de estímulos en la oscuridad que se tornaron ofensivos para una ’Universidad pobre’. De ahí se conecta todo lo demás: 1.- La oposición al interior de la UAGro es meramente simbólica. Por eso, se entiende que primero, el Consejo Universitario aprobara la elección de rector para el 14 de septiembre de este año. No había ninguna intención de cambiar la fecha. Hasta que el Morena ganó el gobierno estatal, las fichas se movieron. Increíblemente, Félix Salgado ’resolvió’ el pasado 23 de julio, el problema de los estudiantes rechazados que aspiraban a ingresar a licenciaturas de la Salud —sobre todo a la facultad de Medicina, saturada de corruptelas en el ingreso de ’recomendados’ y pagos inconfesables para garantizar el acceso— y no el rector interino José Alfredo Romero Olea. Y cambió la jugada: el Consejo universitario acordó el pasado martes, cancelar la elección de rector. Y designar por dos años a Romero Olea como rector interino. Es decir, ganó medio rectorado sin acudir a las urnas. La coartada fue coyuntural: el semáforo rojo y la expansión de los contagios. Se echaron en saco roto las demandas opositoras que abogaban por una elección presencial en febrero de 2022. Literalmente, hicieron lo que quisieron. Igual que en 2013 cuando Javier Saldaña pidió ser rector por cuatro años. 2.- Curiosa y risiblemente, un día después de que el Grupo Universidad por Guerrero y el propio Javier Saldaña exigieron suspender la elección de rector ’ante la gravedad de la pandemia’, el Consejo Universitario obedeció la instrucción. Pero nunca mencionaron que se prorrogaría por dos años más, el actual periodo del rector interino. Al parecer porque es un ’plan con maña’. En cuando menos tres vertientes: A) En dos años, el gobierno estatal morenista de la dupla Félix-Evelyn Salgado, atravesará por dos etapas: la primera, de consolidación aceptable de sus políticas públicas. La segunda, de su eventual debacle. Tanto el Grupo Universidad como el Fredeuag, se van a montar en esa ola. Desde luego, privilegiando sus intereses. 😎 Inhiben por segunda vez a la oposición interna. Si ya había mucho ruido y placeo de varios aspirantes, dos años congelados los meterá en la dinámica del olvido hacia todo lo que ya habían ’sembrado’. C) Dos años es lo que el ex rector Javier Saldaña y su tutor político, el senador priista Manuel Añorve necesitan, para convencer y domesticar a Félix Salgado, acerca de las ’bondades’ de su corriente como administradora de los destinos universitarios guerrerenses. Y en septiembre de 2023 arrancará el año electoral para la sucesión presidencial de 2024. Una coyuntura que abre varios cerrojos. La pandemia también favorece de rebote, a los actores del poder universitario.
HOJEADAS DE PÁGINAS…El sexenio del gobernador Héctor Astudillo termina como empezó: muy mal. Y la acumulación estadística de los contagios por Covid-19 en la entidad, se empareja necesariamente, con la deficiente operación gubernamental en su contención. Eso sí, el mandatario asegura que ya se gastó más de mil 500 millones de pesos desde que surgió la enfermedad. Pero son los resultados los que hablan. Las cifras en el empleo y aplicación de los dineros, se manipulan fácilmente.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.