Al estilo Montecarlo

Propuestas y soluciones

Jorge Laurel González (JLG)

Propuestas y soluciones

Turismo

Abril 16, 2019 09:33 hrs.
Turismo Internacional › México
Jorge Laurel González (JLG) › codice21.com.mx

1,671 vistas

Se trata de hacerles jugar el mayor tiempo posible. Cuanto más juegan, más pierden. Y al final, nos lo quedamos todo. Nicholas Pileggi (Escritor 1933-) Casino. De Niro, como Sam ’Ace’ Rohtstein.

La prohibición para instalar y operar casinos en México data del 24 de junio de 1938, cuando así lo decretó Lázaro Cárdenas, en 80 años las condiciones socioeconómicas y culturales de nuestra nación, han cambiado.

Guerrero y Acapulco, requieren ser beneficiados por un régimen de excepción, para incentivar el turismo nacional e internacional, se cuenta también con la infraestructura para operar como un plan piloto y replicar el modelo en otros municipios del país.

Podríamos tener ingresos hasta por 90 millones de dólares y un incremento de al menos 6 % en el flujo de turismo internacional.

No se requiere modificar la ley de juegos y sorteos, dado que es facultad exclusiva y discrecional del ejecutivo federal a través de la Secretaría de Gobernación, el otorgamiento de licencias y permisos para el establecimiento de casas de juego.
¿Por qué al estilo Montecarlo o Viña del Mar? Porque allá se cuenta con un solo casino, en este caso la propuesta sería un casino municipal instalado en el Centro de Convenciones, sin que deje de funcionar como tal (Congresos y Convenciones) dado que cuenta con la extensión suficiente, para tener una atracción ancla, no estacional, de primer mundo.

Se propone que el casino municipal, opere al mismo nivel que cualquiera de los veinte casinos más exitosos del mundo, para lo que se requiere aproximadamente que contenga las siguientes características:
• 12,000 m2 de superficie total;
• 5,000 m2 de superficie de juego;
• 1,250 máquinas tragamonedas;
• 40 mesas de juego para ruleta, dados, rueda de la fortuna y naipes;
• 1,500 m2 de restaurantes para 600 comensales;
• 700 m2 de áreas de entretenimiento; y
• 200 m2 de bares.

Para efectos de este proyecto de casino municipal, son considerados como juegos con apuestas, los siguientes: Ruleta, dados, cartas o naipes, rueda de la fortuna, máquinas tragamonedas, juegos de números; eventos deportivos y competencias transmitidos en tiempo real que podrán ser captados únicamente como centros de apuestas remotas.

Para determinar la base del pago del gravamen a cargo del permisionario, para los efectos del casino municipal, estos serán calculados, de acuerdo a la utilidad bruta, por utilidad bruta se entenderá el total de ingresos obtenido por concepto de apuestas, menos el total de las cantidades pagadas a los jugadores, por concepto de premios. Este gravamen podría ser hasta del 15 % de la utilidad bruta, distribuyéndolo de la siguiente manera: 4 % a la federación, 5% al estado y 6 % al municipio.

Una de las críticas más frecuentes que se realizan en el tema de los casinos está relacionado con el lavado de dinero. Se afirma que, sin una regulación eficiente, incapaz de imponer mecanismos para minimizar esta práctica, los casinos pueden convertirse en la vía para invertir dinero de procedencia ilícita en la economía formal.

Existen mecanismos para regular el lavado de dinero por dos vías: por parte del inversionista y por parte del jugador. La primera asegurándose que los recursos sean de procedencia lícita y permitiendo acceso irrestricto a los libros contables del permisionario. En el caso del jugador, el establecimiento deberá reportar toda operación mayor a 40 veces el salario mínimo mensual.

Algunos países del Caribe y de Latinoamérica, competidores turísticos naturales de nuestro país, han desarrollado un dinamismo mayor para adecuar su oferta a los requerimientos de los nuevos mercados, poniéndose en ventaja comparativa en apenas dos o tres lustros.

En particular, han privilegiado la complementación de atractivos, introduciendo casinos y variantes de entretenimiento, cultural o ecológico, para los turistas de mayores ingresos, quienes constituyen el principal foco de atención por el volumen de recursos que representan y la duración ampliada de sus estadías. En el caso del casino municipal de Viña del Mar, los ingresos obtenidos por esta vía, corresponden al 40% del presupuesto municipal.

El país está obligado a contrarrestar esa competencia mediante una necesaria diversificación de su producto turístico para atraer visitantes de mayor capacidad económica, ofrecerles atractivos que alarguen su permanencia y propiciar la continuidad de sus estancias. Igual importancia merece la atracción de los turistas mexicanos que juegan en el extranjero, de manera que se evite la salida de divisas que se propicia por este conducto, que se calcula de más de 2,000 millones de dólares al año y se retengan en favor de los casinos municipales que se ubiquen en México. Podemos lograrlo. ¿Por qué no?

Juntos Logramos Generar: Propuestas y Soluciones.
Jorge Laurel González.

Ver más


Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.