Propuestas y Soluciones - CELAC la oportunidad - Acapulco - tabloiderevista.com

CELAC la oportunidad

Propuestas y Soluciones

Jorge Laurel González

Propuestas y Soluciones

Política

Septiembre 23, 2021 20:27 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Jorge Laurel González › codice21.com.mx

929 vistas

La clase política latinoamericana, con mayor conciencia, siente la necesidad apremiante de dar pasos efectivos hacia la integración de nuestras naciones.

Enrique Caballero Peraza (1959- ) Politólogo.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, tuvo su sexta cumbre hace unos pocos días en el majestuoso recinto del Palacio Nacional. Desgraciadamente no se contó con una gran afluencia de representantes, sin embargo, lo importante es que la reunión se llevó a cabo.

Es también relevante destacar que es una de las pocas (o la única) iniciativa que fue impulsada por el gobierno de Felipe Calderón, el martes 23 de febrero de 2010 en sesión de la Cumbre de la unidad de América Latina y el Caribe, en Playa del Carmen (México). Tal vez su pecado de origen neoliberal, fue subsanado en el momento que se constituyó formalmente bajo los auspicios de Hugo Chávez, en la Cumbre de Caracas, hasta el 2 y 3 de diciembre de 2011 y la primera cumbre se llevó a cabo en Chile, hasta enero de 2013.

De entrada, podemos apreciar, que el caminar ha sido muy lento. Si te tardas tres años en la constitución de una organización, no es posible esperar que produzca resultados rápidamente, no obstante, es la velocidad común a la que se mueve la diplomacia internacional de este nivel.

En la reunión llevada a cabo en la Ciudad de México, se destacaron los temas de los conflictos entre las posturas ideológicas a todas luces irreconciliables. USA operó políticamente, con antelación para sabotear la reunión. Los Estados Unidos lo saben, la unión hace la fuerza, prefieren tratar con 32 estados, además divididos y confrontados, que tener a un representante que sería económicamente muy poderoso si en algún momento se pudiera cristalizar en los países miembros, una verdadera unión, semejante a la que hoy existe en Europa.

Hay que dejar claro que la CELAC es mucho más que eso, es parte del sueño de Simón Bolívar, de la libertad de una América Latina (estados caribeños incluidos), con independencia de la actual América Septentrional.

El sueño de libertad e integración nació desde antes de la independencia, tuvo una primera propuesta orgánica, a finales del siglo XVIII, realizada en conjunto por el virrey de Nueva Granada don Antonio Caballero y Góngora y don Pedro Abarca de Bolea, Conde de Aranda, este último, fue el representante de España en 1783 en el tratado de paz entre España e Inglaterra, tuvo una visión perfecta de en lo que se convertirían los Estados Unidos, se propuso que la Corona Española, otorgara la Independencia a todo el territorio americano, conservando Cuba y Puerto Rico, para que sirvieran de escala con el comercio español y colocar a los infantes respectivamente como rey de México (Nueva España) —que abarcaba también más de la mitad de los Estados Unidos—, rey del Perú —refiriéndose al virreinato del Perú— y rey de la Costa firme,—que abarcaba el resto de Sudamérica con excepción del Imperio del Brasil—.

Se reservaba el título de Emperador para el rey de España y sus herederos y se sugería una política endogámica matrimonial intercontinental entre los diversos reinos, los príncipes americanos contraerían matrimonio con las princesas españolas y viceversa. Esto produciría una unión íntima de las cuatro coronas.

Es muy obvio conocer, quienes fueron siempre los principales opositores a la unidad y peor aún al posible establecimiento de un régimen monárquico estable en América, siempre el acérrimo enemigo de una idea de esta naturaleza han sido los Estados Unidos de América. Ellos lo saben. Juan Domingo Perón lo decía en sus discursos: ’Para el año 2000, unidos o dominados’. Resulta que ya estamos en 2021. No importa. Nunca es demasiado tarde.

América ha tratado de integrarse de varias maneras, desde las visiones economicistas con intenciones meramente crematísticas, hasta el sueño idealista de una nación, una bandera, una moneda, un ejército.

¿Es esto posible?

Europa demostró que es posible.

Con varios idiomas (ocho) y diferencias irreconciliables que produjeron las dos últimas guerras mundiales, lograron transitar por el camino de la integración.

Latinoamérica y el Caribe cuentan con solo tres idiomas. Español, Portugués e Inglés. Los conflictos bélicos no han sido de la magnitud que los que se gestaron en Europa. Somos finalmente una comunidad de recuerdos, tenemos un pasado compartido y es claro que tendremos un futuro en común.

¿Cómo queremos afrontar ese futuro? Depende de la velocidad con la que podamos transitar hacia estrategias más concretas de integración. Estoy de acuerdo con la postura de mi compañero del doctorado a quien cité, que la supervivencia de la especie, pasa por concretar la integración planetaria. Empecemos por las regiones. Consolidemos un bloque latinoamericano y después incluso, vayamos por la integración continental. Las fronteras son líneas imaginarias, lo hemos visto hoy con gran claridad, los problemas (pandemia, narcotráfico, ambientales) son globales. Las respuestas tienen que ser igual.

En esta ocasión, nuestra muletilla del final, nos queda como ’anillo al dedo’, es claro que solamente Juntos, Logramos Generar: Propuestas y Soluciones. JLG.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.