Catón

Se vende

Armando Fuentes Aguirre

Se vende

Periodismo

Octubre 30, 2019 18:41 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Armando Fuentes Aguirre › guerrerohabla.com

701 vistas

¿Qué vendían los comerciantes saltilleros del siglo antepasado? Mucho de lo que venden ahora, por supuesto, las cosas que el hombre ha necesitado siempre para poder vivir, para tener el pan de cada día y alimentar el cuerpo, sin el cual tanto él como su hermana y compañera el alma fenecerían seguramente.

Pero esos comerciantes vendían además otras cosas de las cuales ahora no se tiene ni noticia, ya porque se dejaron de usar, ya porque el viento se las llevó o porque servían para atender necesidades que no tenemos hoy.

Una breve enumeración de efectos que ahora nos parecen exóticos o extraños nos da también idea de la vida que hace muchos ayeres vivían nuestros antepasados.

Sacada de la Ley de Tarifas de Mercancías, que debían pagar, he aquí una lista de tales objetos raros, interesantes o curiosos que se vendían en el Saltillo de 1886:

Corsés; pecheras de algodón para camisas; puños y cuellos; enaguas; albornoces; moños de seda; piedras de amolar o mollejones; piedras de chispa; pizarras y pizarrines; damajuanas y garrafones; asentadores de todas clases para navajas de afeitar; bola, betum y charol para calzado; cohetes chinos; cortinas transparentes pintadas al óleo o al temple; esqueletos para paraguas, sombrillas o quitasoles; faroles y linternas de todas clases, inclusas las lámparas hidroplatínicas; fuelles de mano para chimeneas, pianos u otros usos; limpiadientes de todas clases, que no sean de oro o plata; mechas de algodón para quinqués y para eslabones; pábilos de algodón; peines de caña de China, rascaderas; floretes con o sin puño; pistolas, carabinas y bastones de viento; muebles con embutidos de concha, marfil, carey o metal; papel de estraza, estracilla, sin cola, de media cola, florete, medio florete, marca, marquilla, bristol, albuminado, de porcelana, embreado, alquitranado, enlienzado y para tapiz que no sea dorado, plateado ni aterciopelado; babuchas, chinelas y pantuflas; guantes, petos y piernas para esgrima; café medicinal; cantáridas; castóreos; elixires medicinales de todas sustancias; escencia de zarzaparrilla; liquidámbar; litargirio; opio; parches de todas sustancias y autores; píldoras, perlas, grajeas, confites y gánulos; sinapismos y papeles revolventes; tártaro crudo; valerianatos; vinos medicinales de todas sustancias y autores; ábacos con varillas de concha, marfil o carey; cera virgen (el que resbalaba con ella decía: ’Si ha sido cera puta me mato’); destrozos de cachalote (?); esperma de marqueta; sombreros de jipijapa y, finalmente, velas esteáricas y de sebo prensado y sin prensar.

¿Tenemos idea de lo que algunas de esas cosas son?

Ni idea.


Armando Fuentes Aguirre
Presente lo tengo yo
‘Catón’, cronista de la ciuda


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.