Son testimonio de la ternura y la esperanza - En las nubes - Naucalpan de Juárez - tabloiderevista.com

En las nubes

Son testimonio de la ternura y la esperanza

Carlos Ravelo Galindo

Son testimonio de la ternura y la esperanza

Periodismo

Mayo 10, 2021 19:27 hrs.
Periodismo Nacional › México Estado de México
Carlos Ravelo Galindo › tabloiderevista.com

640 vistas

Carlos Ravelo Galindo, afirma:
Nuestro amigo el Santo Padre, el Papa argentino y Jesuita Francisco, desde el Vaticano a propósito del día de la madre nos dice en Cinco Minutos:
’Una sociedad sin madres no sería solamente una sociedad fría, sino una sociedad que ha perdido el corazón. Que ha perdido el sabor a hogar.
Una sociedad sin madres sería una sociedad sin piedad que ha dejado lugar solo al cálculo y a la especulación.
Porque las madres, incluso en los peores momentos, saben dar testimonio de la ternura, de la entrega incondicional de la fuerza de la esperanza.’
Mañana se cumplen 99 años de que en México se celebra el Día de la Madre, a iniciativa del poblano Rafael Alducín Bedoya.
Fundó el diario Excélsior el 18 de mayo de 1917 y editó Revista de Revistas y el semanario Jueves de Excélsior.
Tres publicaciones que en el siglo pasado fueron referentes en la historia del periodismo mexicano.
Alducin después de un recorrido por países europeos, dio realización a su pensamiento de que las madres mexicanas deberían de recibir un homenaje por su entrega desde el mismo día en que concebían un hijo.
Don Manuel Becerra Acosta continuó vigente la celebración maternal, hasta que murió en 1968. Y Emilio Azcárraga Vidaurreta ordenó se trasmitiera por televisión, Canal Cinco, la fiesta de Excélsior en honor a ellas.
Enseguida de este dato, ya benditos, brindemos por mi madre, bohemios…
Se nos antoja mencionar a Arturo, uno de los personajes del brindis del bohemio, de los compositores Manuel Bernal y Guillermo Aguirre Fierro.
Arturo, aquel bohemio puro de noble corazón y gran cabeza.
De aquél que sin ambages declaraba que sólo ambicionaba robarle inspiración a la tristeza
Por todos estrechado Alzó su copa
frente a la alegre tropa
desbordante de risa y de contento.
Los envolvió en la luz de una mirada.
Sacudió su melena alborotada
y dijo así, con inspirado acento: Brindo por la mujer
Mas no por esa en la que halláis consuelo en la tristeza
Rescoldo del placer, ¡desventurados!
No por esa que os brinda sus hechizos
Cuando besáis sus rizos artificiosamente perfumados
Yo no brindo por ella, compañeros
Siento por esta vez no complaceros
Brindo por la mujer, pero por una.
Por la que me brindó sus embelesos.
Y me envolvió en sus besos.
Por la mujer que me meció en la cuna.
Por la mujer que me enseñó de niño lo que vale el cariño
Exquisito, profundo y verdadero
Por la mujer que me arrulló en sus brazos
Y que me dio en pedazos. Uno por uno, el corazón entero
¡Por mi madre! bohemios
Por la anciana que piensa en el mañana
Como en algo muy dulce y deseado
Porque sueña tal vez. Que mi destino me señala el camino
Por el que volveré muy pronto a su lado
Por la anciana adorada y bendecida
Por la que con su sangre me dio la vida.
Y ternura, y cariño
Por la que fue la luz del alma mía
Y lloró de alegría, sintiendo mi cabeza en su corpiño
Por ella brindo yo,
¡dejad que lloré!
Y en lágrimas desflore esta pena letal que me asesina.
Dejad que brinde por mi madre ausente. Por la que sufre y siente que mi ausencia. Es un fuego que calcina
Por la anciana infeliz que sufre y llora
Y que del cielo implora que vuelva yo muy pronto a estar con ella
¡Por mi madre!, bohemios.
Que es dulzura vertida en la amargura. Y de mis negras noches es mi estrella.
El bohemio calló.
Ningún acento profanó el sentimiento nacido del dolor y la ternura.
Y pareció que sobre aquel ambiente flotaba inmensamente.
Un poema de amor y de amargura’

Nosotros dedicamos este verso
con respeto y admiración
a las madres del universo.
Pero en especial a María Teresa, mi madre. A Bety, la madre de mis cuatro hijos. A mis nueras Mercedes, Leticia, Martha Alicia, Úrsula y Cristina, madres de mis diez nietos.
Y a las nietas madres que nos dieron hasta hoy, once bisnietos.
craveloygalindo@gmail.com



Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.