Todo indica que el Presidente vive en un mundo bizarro, volteado. - Perfil de México - Cuauhtémoc - tabloiderevista.com

Perfil de México

Todo indica que el Presidente vive en un mundo bizarro, volteado.

Armando Ríos Ruiz

Todo indica que el Presidente vive en un mundo bizarro, volteado.

Política

Junio 01, 2022 21:49 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Armando Ríos Ruiz › tabloiderevista.com

1,309 vistas

Ve la sabiduría y la bondad en donde no existen. Quería energías demasiado caras y sucias, pero discutía que era al revés de lo que todo el mundo desea. Con la supresión de compras de medicamentos envió a la muerte a cientos de miles de niños. Pero está bien. Se ha mantenido reacio en investigar y a perseguir el asesinato de miles y miles de mujeres, porque no es importante para él.

Deshizo un aeropuerto de primer mundo, cercano a la ciudad, para construir otro que al día siguiente de su inauguración quedó olvidado. Es más fácil llegar en carro, de la Ciudad de México a Acapulco en tres horas y media, que en cuatro a este aeródromo.
Sus propios actos son los más atinados para cambiar la mentalidad de los delincuentes, cuando a estas alturas, sus crímenes están desbordados y ya hasta suben a las redes sociales, videos que contienen la manera de descuartizar al enemigo. Por ahí circulan con profusión.

El refrendo de su reconocimiento a los criminales, hecho hace unos días, parece haber surtido el efecto de una patente de corso. Hoy, los homicidios se han extendido a lo largo y ancho del territorio nacional, mientras la encargada de combatir el crimen se regodea con la mentira de que el porcentaje de asesinatos cometidos diariamente ya bajó.

De seguir como anuncia, seguramente a finales de este año tendremos el país más pacífico del mundo y entonces podremos ya competir con lugares como Finlandia, por la calificación cero delincuencia.

Sus viajes repetidos a Sinaloa, hacen ver a este estado como su favorito. Seguramente allá se siente como en casa. Entre los suyos o entre gente con la que se identifica plenamente. Hay que reconocer la nobleza de los sinaloenses. En su más reciente viaje a la sierra ofreció la construcción de presas e hidroeléctricas. Guerrero es otro estado que lo inquieta de manera positiva, pero de diferente forma. Sabe que esta última entidad es rica en votos para Morena, aunque aún no viaja a su Sierra Madre.
En la última visita a las sierras del norte se mostró sumamente molesto con quienes critican su estrategia de abrazos, no balazos, que por cierto, hasta hoy ha dejado ya 120 mil muertos en sus tres años de gobierno, más que en los países en guerra. Aun así, insiste e insistirá en mantenerla. Estados como Veracruz y Zacatecas se sumaron a la extraña competencia de quién acumula más homicidios y a ver en dónde, el crimen se exacerba más.
Cuando alude el pasado en este rubro, recuerda ineludiblemente al expresidente Calderón y a García Luna. Pero no ha podido superar un ápice la política equivocada del ex mandatario ni las tácticas empleadas por el segundo. Bueno, las ha superado y hoy es por demás evidente, pero en el número de crímenes que ahora se cometen y en los permisos que también ahora se otorgan para que los delincuentes hagan prácticamente lo que quieran.

Llamó cretinos, desinformados e hipócritas a quienes critican la ’licencia’ que ha otorgado en numerosas veces a los criminales y señaló como siempre, que no cambiará la señal. Cierto entonces que alguna vez engañó con la verdad. Hoy, muchos mexicanos no se engañan más.

Hasta propuso que el punto conocido como triángulo dorado, de sierras en la que convergen los territorios de Sinaloa, Chihuahua y Durango, reciban otro nombre, como triángulo de la gente buena y trabajadora. Pésimo gusto. ¿Por qué no mejor le llaman triángulo de Andrés Manuel López Obrador, más acorde con las circunstancias? Sería una huella perdurable de su reinado.

En fin. Después de su reconocimiento a la ’humanidad’ de los delincuentes, comenzaron a circular en las redes sociales videos grotescos de destazamientos de personas alcanzadas por grupos criminales, en los que se exhiben actos de barbarie e inconciencia. Se trata de personas descuartizadas con la mayor saña y con la menor despreocupación, como destazar una res, ante la risa del grupo que observa y alienta el acto de extrema crueldad.
ariosruiz@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.