Una ira desmesurada engendra la locura: Epicuro - Miscelánea, salud y política - Cuauhtémoc - tabloiderevista.com

Miscelánea, salud y política

Una ira desmesurada engendra la locura: Epicuro

Judith Álamo López

Una ira desmesurada engendra la locura: Epicuro

Política

Abril 21, 2022 00:00 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Judith Álamo López › tabloiderevista.com

749 vistas

Parecía que la oposición se mantenía aletargada frente a los tambores de guerra que desde Palacio Nacional se tocaban cada día, con la pretensión de disuadir cualquier intento de unidad de los partidos de oposición, por ello fue emocionante ver que de la opacidad legislativa surgieron voces fuertes y decididas a contener los despropósitos de llevar al país a la nacionalización de la industria eléctrica, que acabarían por postrar la viabilidad financiera y ambiental de nuestra nación.
Hay que celebrar el domingo de resurrección opositora, que los liderazgos de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática pudieran sortear sus intereses particulares y se levantaran como dique de contención frente a la autollamada Cuarta Transformación, que ha significado una involución para el desarrollo del país.
Es momento de no ceder. Hasta Movimiento Ciudadano debería sumarse a la coalición Va por México.
Si se trata de trabajar por el bien de la Patria, es urgente parar la campaña de odio alimentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de quienes no comparten su proyecto de nación, si no lo comprende el jefe de los morenistas, es momento de que cese la complicidad, al menos de los auténticos líderes políticos y sociales de ese movimiento.
Quien tenga ética y capacidad de raciocinio no puede sumarse a la estrategia propagandística y electoral de acusar de traidores a la patria a sus pares, solo porque creen en un modelo diferente de desarrollo y en consecuencia vetaron la iniciativa de Ley de AMLO para nacionalizar la Industria Eléctrica (LIE).
¿De verdad son traidores a la Patria quienes se opusieron a la aprobación de la LIE?
Se han multiplicado las opiniones de juristas de diferentes instituciones quienes desestiman y reprueban las acusaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador a los diputados del frente Va por México, coinciden en que acusarlos del delito de traición a la patria es una cuestión lamentable, retórica, mediática y legalmente improcedente.
Nuestro sistema político ha preservado que los legisladores dispongan de fuero constitucional, de acuerdo al Art. 61 constitucional ’son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas. El Presidente de cada Cámara velará por el respeto al fuero constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar’.
El artículo 123 de la Constitución señala que un traidor a la Patria es aquel que ’realice actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación Mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero’, y contempla una sanción de cinco a 40 años de prisión, pero el detalle es que esta grave acusación debe probarse.
Acusar a legisladores de oposición de traición a la Patria es una vulneración frontal a sus derechos, aseguran varios especialistas y coinciden: es irresponsable que sean el presidente de la República y los legisladores del partido en el poder y sus aliados –quienes en principio debieran conocer la ley y proteger la calidad del proceso deliberativo, así como las libertades de expresión y pensamiento– los que promueven el linchamiento mediático y popular de quienes piensan distinto.
El circo en que se convierten las Cámaras cuando sesionan es parte del estilo de gobierno. Antes protestaban en forma tumultuaria, violaban el reglamento interno del Congreso, porque eran minoría. Ahora, Morena es la mayoría, pero sigue tomando la tribuna para acallar voces de oposición minoritarias. La democracia es hoy acotada por las huestes de un poder presidencial autoritario: antes lucharon por candidaturas plurinominales, ahora quieren desaparecerlas.
Alguien debe llamar a la calma al presidente Andrés Manuel López Obrador, por el bien de su imagen y para controlar posibles daños ahora que le ha dado por meterse con funcionarios de Estados Unidos, como el gobernador de Texas, Greg Abbott, con resultados negativos para nuestros connacionales. ¿Quién podría aconsejarle cómo frenar sus ímpetus y no dejarse llevar por los cada vez más frecuentes ataques de ira?
Desde el principio su narrativa ha sido golpear todo aquello que siente se mueve en contra de sus deseos o los obstaculiza, a fin de ejercer el poder presidencial, ese que anheló y obtuvo con falsas promesas, sostiene con alrededor de 80 mentiras diarias, y se cree absoluto.
Hasta el momento, el poder lo ha facultado para ejercer con excesos sus atribuciones para decidir las obras magnas sin viabilidad ni consenso, la cancelación de programas sociales, la imposición improvisada de otros de naturaleza asistencialista y clientelar, la cancelación de compra de medicamentos, la militarización del país, la intervención en recursos etiquetados…
También ha podido hacer todo aquello que no está permitido por la ley, como desaparecer o intervenir a los organismos autónomos, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el Banco de México y la Fiscalía General de la República, entre otros.
Hay sospechas crecientes de que el jefe del Ejecutivo también tripula al Poder Judicial de la Federación, al menos así lo exhibe su explicación dada ayer sobre el error en el conteo de votos por parte del ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, al dejar en 7-5, la votación final, para declarar la constitucionalidad de su reforma eléctrica, cuando hay videos que demuestran una votación de 8-4, que avalaba la inconstitucionalidad.
Cada vez más personas se preocupan por la salud mental del presidente, quien ha aumentado su beligerancia y mal humor, se buscan razones para justificar sus ataques en contra de periodistas críticos, quienes alguna vez sirvieron a su lucha por el poder, y ahora son víctimas cotidianas de abuso. Para atacarlos ha incurrido en revelar ingresos personales a través de comprobantes del SAT o denostado cotidianamente a los periodistas que exhibieron a su enriquecido vástago.
Por ser un personaje público, los diagnósticos posibles se multiplican, hay quien cree que sus síntomas encajan con el Síndrome de Hubris, trastorno que se caracteriza por generar un ego desmedido, aparición de excentricidades y desprecio hacia las opiniones de los demás, por lo que actúan yendo un poco más allá de la moral ordinaria. Destaca un rasgo: ’cuando el líder comienza a perder popularidad y control, empieza la desolación, la rabia y el rencor’.
Y no es para menos, va en disminución el apoyo al presidente López Obrador: con la alianza Juntos Hacemos Historia, conformada por Morena-PT y el Partido Verde, en 2018, obtuvo 30 millones de votos, llegó al poder con un respaldo sin precedente.
Para 2021, perdió 4 millones 182 mil 14 sufragios, pasó del 42% de los votos en 2018 a 26.11%. Aunque triunfó en 12 de las 15 gubernaturas, no obtuvo la mayoría calificada para aprobar sus reformas constitucionales. El 10 de abril, en la Consulta de Revocación de Mandato, López Obrador obtuvo 15 millones 64 mil 342 de votos a favor de que continúe en el cargo hasta el final de su periodo.
Una semana atrás existía la creencia entre analistas en que el animal político que habita en el mandatario López Obrador y su estrategia amenazante y descalificadora dirigida a priístas conseguiría dividir al frente Va por México, por lo que las prospectivas lo daban como ganador absoluto en las próximas elecciones estatales de junio próximo, y se le veía en caballo de hacienda para decidir la sucesión del 2024.
El domingo de resurrección ha cambiado el panorama, apareció una luz de esperanza –no exagero– con el frente opositor Va por México el cual puede dar la batalla para detener la destrucción del país y encontrar caminos de superación, lo importante es que se mantengan unidos. Por encima de egos y particularidades está el futuro de México.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.