Los Otros Datos

Volver al pasado (1)

Héctor Herrera Argüelles

Volver al pasado (1)

Política

Octubre 28, 2020 15:26 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Héctor Herrera Argüelles › AquiEdomex

1,199 vistas

’Quien mira hacia afuera, duerme, y quien mira hacia adentro despierta’
Carl Jung

El 23 de marzo de 1994, el sistema político mexicano sufrió una ruptura cuando el entonces candidato del PRI a la Presidencia fue asesinado en Lomas Taurinas en la ciudad de Tijuana. La muerte de Luis Donaldo Colosio fue una de las consecuencias funestas de la descomposición del régimen.

Carlos Salinas ya había tomado distancia de la clase política tradicional a la que llamaba la ’nomenklatura’, pero también había roto con su círculo interno del que formaba parte Manuel Camacho Solís.

Carlos Salinas, Manuel Camacho, Emilio Lozoya y Gustavo Gordillo, José Francisco Ruiz Massieu, Hugo Andrés Araujo y Alberto Anaya, entre otros, habían formado a su paso por la Facultad de Economía de la UNAM un grupo denominado ’Política y Profesión Revolucionaria’. Su objetivo, llegar al poder para cambiar al país, y lograr su modernización.

En privado, Camacho confiaba en la promesa de Salinas de convertirlo en su sucesor llegado el momento. La promesa respondía al juramento juvenil de mantener al grupo unido. La oferta nunca se cumplió.

Camacho quien era un político eficaz, con visión y amplias dotes de negociador, había cumplido con su compromiso personal con el entonces Presidente: mantener la gobernabilidad de la capital del país que, se había convertido en un hervidero después del fraude monumental contra Cuauhtémoc Cárdenas.

Al romper el compromiso, Camacho se sintió traicionado. Su reacción fue la opuesta al político tradicional. Se opuso a la candidatura de Colosio, se distanció del Presidente y amagó con renunciar a la entonces Jefatura del Departamento del Distrito Federal. El 29 de noviembre de 1993, Salinas le ofreció la Secretaría de Relaciones Exteriores, posición que Camacho aceptó a regañadientes.



La tensión generada por el proceso de sucesión a la muerte de Colosio y la decisión de entregar la candidatura a Ernesto Zedillo, explotó con el levantamiento armado del EZLN en Chiapas durante la madrugada del 1 de enero de 1994 justo el día que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio con Canada y Estados Unidos. El sueño comenzaba a derrumbarse.

Sin embargo, existen indicios de que el fallido candidato presidencial tenía un Plan B en caso de que el Plan A=Candidatura, fallara. Y es que existía una conexión entre el ex académico del Colegio de México con el empresario Jorge Martínez Rosillo a quien se conocía como el Rey de los estacionamientos. Ambos ya fallecidos habían instrumentado un ’operativo confidencial’ para favorecer al EZLN vía el Movimiento Proletario Independiente de la extinta empresa de transporte ’Ruta 100’.

Existe constancia de que Rosillo con recursos del gobierno del Distrito Federal sufragó con dinero, pertrechos y equipos de comunicación el levantamiento zapatista. En este operativo estaban involucrados el Obispo Samuel Ruiz, y el equipo cercano de Camacho: Manuel Aguilera, Marcelo Ebrard, Enrique Márquez, Alejandra Moreno Toscano y Juan Enríquez Cabot.

Camacho se había caracterizado por su capacidad negociadora, y en ello había fincado su futuro político. No obstante, también era un secreto a voces que era afecto a crear ’conflictos’ para después ’negociarlos y resolverlos’. Así fue con los grupos derrotados de la elección de 88 que terminaron fundando el PRD. Así fue con taxistas, ambulantes, así como con grupos rurales y urbanos de la ciudad, quienes seguían reivindicando sus demandas, sobre todo, el derecho a la vivienda. En este punto cabe mencionar que comenzó el gran negocio inmobiliario post-sismo en la ciudad del que Camacho, Ebrard, Enríquez Cabot y Jorge Gamboa de Buen sacaron provecho.

Con su Plan B, el equipo camachista pretendía revertir el imperio que los Salinas habían creado. Ya conocían el poder y no podían dejarlo. En algún momento, Colosio y Camacho, se sentaron a negociar. Habían pactado una reconciliación. Los tiros que mataron a Colosio hirieron de muerte a Camacho y a Salinas.



Un día en medio de la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, durante una charla informal, un grupo de reporteros preguntamos a Camacho si quería llegar a la Presidencia, a lo que respondió: ’Todos trabajamos para llegar’. Minutos después apareció Marcelo Ebrard, su mano derecha, su heredero político. (Continuará).

De la libreta

La llegada de Mario Delgado a la Presidencia de Morena tiene dos objetivos centrales: consolidar a Morena en los comicios del 2021, y construir la plataforma electoral para la candidatura de Ebrard a la Presidencia en 2024.
El equipo de Ebrard considera que, si López Obrador designa a su jefe como Secretario de Seguridad Federal, afectaría sus intenciones presidenciales. Todo lo contrario, tiene la oportunidad de saldar una de las más sentidas demandas de la sociedad mexicana: Seguridad.
Zoé Robledo, Director del IMSS, quien ya estuvo infectado de Covid 19 ha incrementado sus actividades públicas, sin embargo, no está considerando que coloca en riesgo a todos quienes asisten a sus eventos.
Corre en las redes sociales un supuesto mensaje de un grupo de militares que apoyan al grupo sinarquista de FRENA. En los pasillos de la Secretaría de la Defensa Nacional comentan que el mensaje es falso, aceptan que hay afinidades ideológicas con diferentes organizaciones políticas, pero que es inalterable su lealtad al Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas.
Contacto:
@HectorHerreraAR


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.