La política me da risa

Zaldívar siempre fue un caballo de Troya

Zaldívar siempre fue un caballo de Troya
Política
Noviembre 09, 2023 19:38 hrs.
Política ›
Yazmín Alessandrini › tabloiderevista.com

2,248 vistas

La sospecha resultó cierta: El ministro siempre vistió debajo de su toga un chaleco guinda * A la 4T le urge un asesor jurídico de primer nivel para poder aterrizar su reforma al Poder Judicial * La renuncia del ministro a la SCJN no procede desde los términos del 98 Constitucional EL MINISTRO DEL BIENESTAR.
Dice un dicho y dice muy bien: ¿Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo? Y este aforismo en estos momentos le viene como anillo al dedo al queretano Arturo Alejandro Zaldívar Lelo de Larrea, quien finalmente decidió admitir abierta y públicamente lo que ya todos sabíamos: Su inclinación, su servilismo y su preferencia por la llamada 4ª Transformación, por lo que, su renuncia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no sorprende absolutamente a nadie y sólo deja en claro que desde el día uno del obradorato este señor se olvidó por completo de la promesa que hizo cuando juramentó como ministro de la Corte y que dice ’guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen’.
Y es que a don Arturo le resultó más conveniente (y redituable) convertirse en un soldado del régimen y, aunque él lo niegue son sus palabras, con sus acciones confirma que durante estos casi cinco años que estuvo en la SCJN a la par que corría el sexenio del Presidente López Obrador, él siempre fue un caballo de Troya que debajo de la toga negra portaba orgullosísimo su chaleco guinda del bienestar. Ni independiente, ni imparcial.
PLAN CON MAÑA.- Pero, ¿por qué está renunciando justo en este momento el ministro Zaldívar? La respuesta es simple: Porque es justo en este momento en el que el Presidente López Obrador más lo necesita. Los tiempos son perfectos.
Todos sabemos que a lo largo de este sexenio a las huestes morenistas en el Congreso de la Unión les ha ido bastante mal en sus intentos por reformar la Constitución. Una y otra vez la SCJN les bateó varias de sus iniciativas y eso se debe a que tanto en el Senado como en San Lázaro no cuentan con gente muy brillante cuando se trata de jurisprudencia, leyes e incluso redacción.
Y aquí es donde el ministro Zaldívar encaja perfectamente, pues de cara a la reforma judicial que el morenismo pretende llevar a cabo el próximo sexenio (siempre y cuando ganen la Presidencia de la República el año entrante) él sería un muy valioso asesor y consultor jurídico en este tema, pues si alguien conoce los cables y las tripas del Poder Judicial es él. Además, para cerrar la pinza, como ya lo escuchamos ayer en voz del propio Presidente de la República, su intención es proponer una terna de mujeres afines a su proyecto para que de ahí salga la sustituta de Zaldívar Lelo de Larrea y así redondear su trifecta de ministras a modo con Yasmín Esquivel Mossa y Loretta Ortiz Ahlf. Y para eso, don Arturo no necesita un puesto oficial, basta con que sea la mano que mece la cuna. UN PELO EN LA SOPA.
Zaldívar Lelo de la Larrea fue, es y será parte del proyecto obradorista. Sin embargo, antes de que empiece a placearse como una parte visible de éste deberá esperar los tiempos del Senado pues todo indica que, de acuerdo al artículo 98 de nuestra Carta Magna, su renuncia es inconstitucional y no procede, pues ir a buscar un hueso a la 4T no puede ser considerada como una grave para renunciar a la Corte. Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx alessandriniyazmin@yahoo.com.mx Twitter: @yalessandrini1

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Zaldívar siempre fue un caballo de Troya

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.